El salmón, la clave

El salmón, la clave

Una dieta de ¡tres días! para conseguir un lifting facial de escándalo

Por fin tenemos ante nosotros una dieta que, en lugar de hacerte perder peso, te deja la cara como el culete de un bebé. Todo se lo debemos al doctor Perricone, uno de esos visionarios que, en esta ocasión, además, apuesta por una propuesta equilibrada.

El salmón va a ponernos una piel que ni el photoshop.
El salmón va a ponernos una piel que ni el photoshop. | Freeimages

Toc, toc, soy el doctor Nicholas Perricone, ¿está tu piel? Mmm, sí, pero ahora no puede ponerse. Verá usted, amable galeno, la noto como poco firme y ligeramente hinchada... Toc, toc, abre, anda, a ver si te puedo echar una mano...

El doctor Nicholas Perricone es uno de los mayores expertos en antienvejecimiento que existen. Lo mejor de todo es su propuesta que, en lugar de basarse en el bisturí, apuesta por una alimentación saludable y por un periodo de tiempo controlado. Su mayor 'hit' es la llamada "dieta de los tres días", rica en antioxidantes, que permite hacerte un 'lifting' sin salir de la cocina... y sin pasar hambre.

La base de esta dieta es el salmón, que aparece dos veces al día en las recomendaciones del señor Perricone. El salmón es beneficioso para la piel, por los ácidos grasos que contiene y por su contenido en DMAE (dimetiletanolamina), un compuesto orgánico líquido y transparente de color amarillo pálido claro que, en España, hasta el año 2012 estuvo subvencionado por la seguridad social, después de muchos años recetado como medicamento para abrir el apetitio. El DMAE tiene un importante efecto antioxidante y ayuda a producir acetilcolina, un neurotransmisor que ayuda a mejorar la conexión entre el sistema nervioso y los músculos, evitando la flacidez. Otro aliado que nos encontramos en el salmón es la astaxantina, otro antioxidante 'top' que ayuda a mantener a raya las arrugas.

Ojo, antes de seguir, una advertencia: esta dieta solo puede seguirse durante TRES DÍAS. El Doctor Perricone tiene otras alternativas para los que quieran continuar con una alimentación equilibrada, pero esta dieta en particular está diseñada para provocar efectos visibles tras 72 horas y después, toca abandonarla.

La dieta sigue un mismo patrón para los tres días. Es el siguiente:

Desayuno
Una tortilla de tres huevos.
Media taza de copos de avena.
Un trozo de melón o un tercio de taza de arándanos o frambuesas.
300 mililitros de agua mineral.

Comida
150 gramos de salmón a la plancha o a la parrilla.
Dos vasos de ensalada verde (podemos usar lechuga o espinacas y les añadimos zumo de limón y aceite de oliva virgen extra).
Un kiwi (también valdría otro trozo de melón).
300 mililitros de agua mineral.

Merienda
Una manzana verde.
60 gramos de pechuga de pavo o 170 gramos de yogur natural desnatado.
Un puñado de avellanas, almendras o nueces

Cena
150 gramos de salmón a la plancha.
Dos vasos de ensalada verde.
Media taza de verduras al vapor. Podemos usar espárragos, brócoli, coles,  etc. Las verduras que no debemos añadir son la patata, la zanahoria o la remolacha.
Un trozo de melón o un tercio de taza de arándanos.
300 mililitros de agua mineral.

Antes de ir a dormir
Una manzana verde o una pera de agua.
60 gramos de de pechuga de pavo o de pollo.
Un puñado de avellanas, almendras o nueces.

La dieta elimina cualquier posibilidad de tomar carbohidratos, lácteos (salvo el yogur), alcohol o café. Al cabo de tres días, nuestra piel volverá a brillar y tocará abandonarla.

Javier Sánchez @srjaviersanchez | Madrid | Actualizado el 23/06/2018 a las 14:12 horas

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.