"Tenemos un servicio de emergencia que se desplaza rápidamente cuando recibe una llamada de urgencia", nos dice Fernando Garcés, Secretario General de GREFA. "Debemos acudir lo antes posible. Los animales se pueden encontrar muy heridos por un lazo, un tiro, un accidente con un tendido eléctrico...".

En sus instalaciones también reciben muchos animales. Aquí se les hace un reconocimiento veterinario. Sus últimos "inquilinos" son dos camaleones."Han llegado esta mañana. Los ha traído su dueño porque ya no se podía hacer cargo de ellos", nos dice Garcés.

Mientras en la sala de rayos X se está realizando una radiografía a un ave que tiene una lesión en un ala. "Cuando estos animales están curados se reintroducen de nuevo en la naturaleza. Hay ocasiones en las que no pueden liberarse porque sus lesiones no les permitirían vivir en libertad, serían una presa fácil para sus depredadores o no serían capaces de valerse por sí mismos. Entonces nos ayudan en la fase de cría de especies para repoblar alguna zona'", explica.