Publicidad

Antena 3 » Programas » Tu Tiempo » Actualidad

Baile viral Jerusalema

Así es el baile viral creado por unos niños africanos y que está recorriendo el mundo entero

El baile ha llegado a todas partes del mundo. Los últimos en unirse han sido unos trabajadores del Centro de Rehabilitación de Primates Lwiro, en la República del Congo.

De ritmo alegre y que invita a bailarla, 'Jerusalema' fue creada por la africana Master KG sin esperarse que, la canción que dedica a la región donde nació, Limpopo (Sudáfrica) y escrita en lengua venda, acabase siendo éxito mundial. Se trata de una canción pegadiza que ha terminado dando la vuelta al mundo rápidamente.

Los últimos en apuntarse a bailarla han los trabajadores de un santuario de primates huérfanos de la República Democrática del Congo. El grupo de cuidadores, que utilizan las mascarillas para proteger a los monos del coronavirus, quisieron mostrar su labor al mundo mediante un original baile en el que animaban a "encontrar la felicidad en las pequeñas cosas", refiriéndose al momento de pandemia e incertidumbre que se está viviendo. En el vídeo se puede ver a varios hombres y mujeres ataviados con sus mascarillas mientras dan de comer a los primates al ritmo de la canción.

Los creadores de este baile viral fueron un grupo de niños huérfanos del refugio africano Masaka Kids Africana, donde les dan comida, ropa, atención sanitaria y educación. Estos niños utilizan la alegre canción como terapia y, gracias a los videos que han publicado en las redes, con movimientos perfectamente coordinados y sin dejar de sonreír, han conseguido llegar a todas partes del mundo.

Y es que desde entonces, las redes sociales no han dejado de llenarse de gente que realiza la coreografía, especialmente en TikTok o Instagram, viralizando aún más esta canción que ya cuenta con más de 160 millones de reproducciones en YouTube y una cosecha de más de 35 millones en Spotify. Y lo mejor es que este baile no deja de cesar en internet, ya que son cada vez más los grupos de personas que se retan a bailarlo bajo el hashtag #JerusalemaChallenge.

La canción nació en 2019, pero no fue hasta febrero de este año cuando comenzó a coger popularidad con la llegada del coronavirus y el confinamiento, y terminó convirtiéndose en un himno de esperanza ante todo lo que el planeta estaba viviendo. Nadie diría que detrás de este éxito tan pegadizo se esconde un mensaje espiritual en el que se rescata la idea de una Jerusalén celestial y de una antigua creencia religiosa.

Finalmente, el desafío llegó a los hospitales de Occidente, donde trabajadores sanitarios de hospitales de Italia, Estados Unidos o Australia, la utilizaron como terapia a sus pacientes para mantenerles con ánimo y alegres en esta lucha.

Publicidad