En tiempos de campaña electoral cualquier excusa es buena para que los políticos saquen a relucir sus siglas y hagan propaganda de su causa. Los mítines y entrevistas se multiplican por estos días pero el márketing se sube al carro para diseñar artículos de uso cotidiano con tendencia política.

Es el caso de dos desempleados que se han reinventado montando una tienda de calcetines: los conocidos 'candidatines'. La prenda incluye la cara de los candidatos del momento: Pablo Iglesias, Pedro Sánchez y Pablo Casado.

El líder de Vox, Santiago Abascal, no tiene representación en estos calcetines pero puede presumir de que su partido cuenta con sus propias zapatillas deportivas.Con tonos verdes y luciendo la bandera de España estas zapatillas te sorprenderán por tener las siglas de Vox en la parte trasera, todo un objeto de coleccionistas para los simpatizantes de la formación de Abascal.