RELACIONES DE PAREJA

Esta es la estación del año en la que se producen más infidelidades

A parte de los factores psicológicos que propician una infidelidad, también influyen elementos externos, como el clima, la rutina y nuestro ritmo biológico.

Pareja manteniendo relaciones sexuales

Pareja manteniendo relaciones sexuales Pexel

Publicidad

Las infidelidades se han producido siempre y se seguirán produciendo. Ahora bien, ¿sabías que hay factores externos que favorecen a que ciertos momentos del año sean más adecuados para engañar a tu pareja? Los sexólogos y psicólogos apuntan que el clima, la manera de organizar nuestra rutina y nuestro reloj biológico afectan en el momento de mantener relaciones sexuales extramatrimoniales.

En este artículo no solo vamos a revelarte en qué momento del año se producen más infidelidades, sino también a qué hora y las justificaciones más frecuentes que los amantes suelen dar a esta "salida".

Ansias de más

Más allá de los datos, las causas que propician una infidelidad pueden ser tantas como matrimonios o parejas existen. Por un lado, está el deterioro de la pareja y, por lo tanto, la manera de buscar, en otra relación, salir del aburrimiento, explorar y probar cosas diferentes. Lo que se persigue de manera inconsciente es el efecto novedad, que se traduce en esa adrenalina del inicio de las relaciones que tanto nos engancha.

Por otro lado, también se pueden dar motivos que surgen de una necesidad más profunda de la persona. Como, por ejemplo, la búsqueda de reconocimiento y de autoestima a través del amante, la propia satisfacción o la inconformidad con lo que ya se tiene en casa y se ha normalizado.

Más tiempo, más sexo

Ahora bien, dejando a un lado los aspectos psicológicos que nos llevan a engañar a nuestra pareja, también existen razones externas que lo favorecen. Ahora mismo, te desvelamos que estamos en la época del año en la que se producen más infidelidades, es decir, el verano. Y, como muchos pensarán erróneamente, esto no se explica por el hecho de haber compartido las 24 horas de nuestras vacaciones con la misma persona y la necesidad de un cambio de aires.

La sexóloga Silvia Pérez, en una entrevista para una televisión autonómica, señalaba que, por un lado, está el factor objetivo de que en verano tenemos más tiempo para el sexo. Gracias a las vacaciones o las jornadas reducidas de trabajo podemos encontrar más espacios para dedicarnos a nosotros mismos, socializar y conocer a gente nueva.

Por otra parte, el calor y el aumento de las horas de luz tienen efecto sobre nuestras hormonas propiciando las ganas de sexo. Es decir, la exposición solar aumenta la liberación de hormonas, como la testosterona o los estrógenos, aumentando el deseo sexual.

La hora de los infieles

Has leído bien. Existe una franja horaria específica en la que se producen más traiciones matrimoniales y no, no es ninguna hora nocturna. El momento ideal para los amantes es el mediodía, siendo la hora punta entre las 15:00 y las 16:00, según apuntó Silvia Pérez para esa misma entrevista.

Esto es así por varias razones. La primera, porque las excusas nocturnas pueden levantar muchas sospechas. Y la segunda porque, si tenemos el encuentro a primera hora de la mañana, no estamos mucho por la labor de tener sexo. En cambio, la hora de la comida es perfecta porque siempre se puede justificar con una comida de trabajo.

Ahora que ya tienes todos los ingredientes, juégalos a tu favor, ya seas la traicionada o la traicionera.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...

¿Hay que perdonar una infidelidad?

Novamas » Vida

Publicidad