La joven de 20 años dormía y no se dio cuenta del incendio. Un vecino, que se percató de las llamas, trepó por la fachada del edificio para avisarla. Varios vecinos, entre ellos el alcalde de Canillas de Albaida, en Málaga, consiguieron rescatarla.

La chica necesitó asistencia sanitaria por inhalación de humo, pero está fuera de peligro.

Según el alcalde, los bomberos ,que tienen que venir de las localidades cercanas de Nerja y Vélez Málaga, tardaron más de 40 minutos en llegar para sofocar las llamas en el edificio.