Tamara Rodríguez Adrover es una bioinfaormática gallega que ha logrado alcanzar parte de su sueño. Aún no ha logrado cumplirlo del todo porque no dispone del dinero suficiente para poder costearse el viaje que supondría la mayor experiencia jamás vivida.

La joven pontevedresa, de 18 años, ha sido una de las 500 estudiantes becadas a nivel mundial para formarse durante tres semanas en la Universidad de California Berkeley, en Silicon Valley.

Lo que le ocurre a Tamara es que no dispone actualmente de todo el dinero que se necesita para pagar su viaje. Le hacen falta al menos 3.000 euros. La beca ofrecida por el programa financia el 70 por ciento de los gastos. Lo que equivale a la matrícula, pero no los costes de la vivienda ni de los vuelos.

Este elevado coste supone un enorme esfuerzo para la joven Tamara, procedente de una familia humilde con escasos recursos y que estudia con dos becas, una concedida por el Ministerio de Educación y la Universidad Pomepeu Fabra, lugar donde estudia.

El proyecto de investigación de Tamara es desarrollar un dispositivo que haga posible un diagnóstico temprano del párkinson a través de la detección de las proteínas tóxicas que desencadenan la enfermedad, las alfa-sinucleína, en fluidos corporales como las lágrimas o la saliva.

La joven espera conseguir el dinero que le falta. Para ello, ha lanzado una campaña crowfunding para conseguir fondos que le permitan pagarse tantos los vuelos como la casa.

Te puede interesar:

Un empresario dona cerca de 40 millones de euros a una universidad para ofrecer becas a los estudiantes sin recursos