Niñas desaparecidas Tenerife

Las últimas palabras de Tomás Gimeno a su pareja antes de desaparecer

Sobre la una de la madrugada del día 28 de abril Tomás Gimeno y su pareja mantuvieron una conversación en la que la novia le planteaba que las niñas "necesitarían a su madre", a lo que él respondió que con el tiempo las niñas "estarían bien con él" porque "tenía suficiente dinero para vivir".

Últimas palabras de Tomás Gimeno a su novia antes de desaparecer con las niñas en Tenerife

Publicidad

El auto del caso de las niñas desaparecidas en Tenerife desvela los movimientos que realizó Tomás Gimeno el día 27 de abril, día de su desaparición junto a sus hijas Anna y Olivia, cuyo cuerpo ya ha sido encontrado.

En el documento al que ha tenido acceso Antena 3 Noticias revela que el padre de las niñas de Tenerife, Tomás Gimeno, pudo presuntamente matar a sus hijas en la finca de Igueste de Candelaria y que después las lanzó al mar metidas en una bolsa.

El auto revela que sobre las 01:28 de la madrugada Tomás Gimeno habló con su novia y que ésta le planteó que "las niñas necesitarán a su madre", y el padre de las niñas respondió que eso "le iba a costar" pero que con el tiempo, las niñas "estarían bien con él, ya que tenía suficiente dinero para vivir".

Casi una hora después, sobre las 02:11, Tomás Gimeno volvió a llamar a su actual pareja, esta vez para despedirse "definitivamente", indica el auto judicial.

Antes de esa despedida, el padre telefoneó a su expareja y madre de Anna y Olivia, las dos niñas de uno y seis años desaparecidas en Tenerife. En el documento se explica que se mantuvo una conversación sobre su relación. Durante esta conversación Tomás Gimeno le aseguró a la madre que él "se iría lejos" y que "no volvería a ver a las niñas".

Después de que apareciera el cuerpo de Olivia, la niña de seis años, continúan las labres de búsqueda y rastreo y de la otra hija, Anna, de un año y también de Tomás Gimeno. El buque 'Ángeles Alvariño' finalizará su búsqueda el jueves.

El auto indica que Tomás Gimeno paró en casa de sus padres con los cuerpos de las niñas en el coche

Según el auto, sobre las 19:45 Tomás Gimeno, presuntamente, mató a sus dos hijas en su vivienda en Igueste de Candelaria y las colocó en el maletero del coche.

A las 21.05 horas, Tomás se desplazó con su coche, donde presuntamente se encontraban los cuerpos de Anna y Olivia, hasta Santa Cruz. Antes de llegar paró un momento en la vivienda de sus padres, donde a escondidas dejó su perro, dos tarjetas de crédito con sus claves y dos juegos de llaves de un Alfa Romeo.

Diez minutos antes de que dieran las 22:00 horas, a las 21:50 horas Beatriz llama de nuevo a Tomás, quien le comunicó que él ya estaba fuera de la isla con las dos hijas de uno y seis años.

Media hora más tarde, a las 22:30, el auto judicial indica que Tomás arrojó al mar las bolsas que contenían el cuerpo sin vida de su hija Olivia y presuntamente el de su hija Anna.