Anna y Olivia

El buque Ángeles Alvariño terminará la búsqueda de Anna y Tomás Gimeno el próximo jueves

El buque oceanográfico Ángeles Alvariño tuvo que regresar el sábado a puerto tras 13 días de rastreo y ya ha reanudado la búsqueda hasta el próximo jueves.

Publicidad

El buque oceanográfico Ángeles Alvariño ha reanudado este mediodía sus labores de búsqueda de la pequeña Anna y su padre Tomás Gimeno en el punto donde encontraron a Olivia.

La Guardia Civil cree que el padre de las niñas desaparecidas en Tenerife se suicidó en el mismo lugar en el que se encontró el cuerpo de una de las hermanas, pero no descartan la hipótesis de la huida.

A unos 1.000 metros de profundidad, cerca de la costa de Santa Cruz de Tenerife, en una bolsa atada al ancla del barco de Tomás Gimeno se encontró el cuerpo de Olivia. La otra bolsa atada con cinta aislante estaba vacía. Desde ese punto barrerá la zona al norte y al sur.

El rastreo finalizará el jueves

El pasado sábado, el buque Ángeles Alvariño tuvo que regresar a puerto por una avería que le ha obligado a permanecer anclado tras 13 días consecutivos de rastreo. El robot del Ángeles Alvariño continúa ahora con las labores de rastreo para tratar de encontrar a Anna y a Tomás Gimeno una vez solventados los problemas técnicos. La búsqueda finalizará el próximo jueves.

La búsqueda se centra en Anna

De nuevo, este lunes todas las miradas están puestas en el 'Ángeles Alvariño'. La búsqueda se ha retomado en el mismo punto donde apareció el cuerpo de Olivia hace cuatro días.

Ahora lo más importante es encontrar a Anna, sospechan que podía estar en la bolsa vacía con lastres en su interior que apareció anclada junto a la de Olivia. Creen que el cuerpo podría haber sido arrastrado por las corrientes.

Los expertos reconocen que a pesar de la dificultad que suponía el rastreo, el plan de búsqueda ha funcionado. La investigación se centra en el punto del mar que marcan las antenas de la zona metropolitana de la Laguna, donde sitúan por ultima vez la señal del móvil del padre de las pequeñas.

La principal incógnita es saber qué ocurrió con Tomás Gimeno. Hasta que aparezca el cuerpo, la jueza ha dictado una orden internacional por homicidio.