según alerta el Fondo de Población de las Naciones Unidas

según alerta el Fondo de Población de las Naciones Unidas

Saltar arriba y abajo, introducir en la vagina desinfectante o utilizar bolsas de plástico, peligrosos métodos utilizados para evitar un embarazo

El Fondo de Población de las Naciones Unidas alerta de que la desinformación generalizada sobre los temas de planificación familiar está evitando que muchas personas utilicen métodos anticonceptivos modernos y, por ende, acudan a prácticas inseguras.

Foto de archivo de una mujer embarazada
Foto de archivo de una mujer embarazada | Pixabay

Saltar arriba y abajo después del sexo, ingerir o introducir en la vagina desinfectante o utilizar bolsas de plástico o globos son algunos de los métodos que algunas personas utilizan para evitar un embarazo a pesar de los riesgos que conlleva, según ha avisado el Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA, por sus siglas en inglés) con motivo de la celebración del Día Mundial de la Población. Y es que, se estima que 214 millones de mujeres de países desarrollados no quieren quedarse embarazadas, pero no usan métodos anticonceptivos científicamente probados sino que recurren a métodos populares que, sin embargo, ponen en riesgo su estado físico y de salud.

Algunos de estos métodos, según ha informado la UNFPA consiste en usar por vía vaginal desinfectante, vinagre o jugo de limón, creyendo que así se puede evitar la gestación, si bien lo que puede causar son quemaduras, irritación y otros daños mayores.

"Algunas personas usan hierbas, como el jengibre, que son inútiles para prevenir el embarazo. Otras hierbas, como la ruda y el neem, se han utilizado desde la antigüedad, pero los expertos advierten que no existen dosis conocidas para hacerlas seguras o efectivas", ha dicho el organismo. Asimismo, en algunos países se usa la envoltura rígida de plástico de un congelador en sustitución de los preservativos, si bien puede provocar laceraciones genitales y fuertes dolores.

"Cuando mi esposa dio a luz a otro bebé un año después de la primera, pensé que no deberíamos tener un tercer bebé el próximo año", ha dicho un anciano en el oeste de Nepal al UNFPA. Siguiendo el consejo de un practicante de medicina tradicional, su esposa bebió cúrcuma para evitar quedar embarazada. Él y su esposa terminaron teniendo nueve hijos, ocho de los cuales sobrevivieron.

En este sentido, la UNFPA ha avisado de que la desinformación generalizada sobre los temas de planificación familiar está evitando que muchas personas utilicen métodos anticonceptivos modernos y, por ende, acudan a prácticas inseguras. "Actualmente existe un déficit masivo de fondos para los programas internacionales de planificación familiar. Los expertos en salud, los defensores y los responsables de la formulación de políticas en todas partes deben tomar medidas para garantizar que todas las personas tengan la información y los servicios de salud necesarios para hacer realidad su derecho a una planificación familiar segura, eficaz y voluntaria.

Agencias | Madrid | 11/07/2018

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.