Aquilino, Francisco y María han vuelto a nacer. El coche en el que viajaban quedó atrapado en una acequia en medio de una imparable riada. Estos ancianos de Alginet (Valencia) vieron cómo el agua entraba en el interior del vehículo acercándose a su cuello. Ante esta angustiosa escena uno de ellos llamó a su sobrino.

"Me decía que le quedaban 20 minutos de vida. Que se ahogaban", relata el sobrino, aún emocionado. Bomberos y efectivos de la Guardia Civil y Policía Local dispusieron un operativo de rescate. En un primer momento la idea era romper el techo del vehículo pero la fuerza del agua hizo que tuvieran que sacarlos por la ventana.

Estos tres supervivienets de la riada continúan conmocionados por lo sucedido y confiesan que no han podido dormir bien.