120.00

Publicidad

Cataluña

Preocupación entre familias y sindicatos ante la decisión de la Generalitat de que los alumnos se tomen a sí mismos las muestras para las pruebas de coronavirus

Las asociaciones de padres y madres y los sindicatos catalanes piensan que "se les ha ido de las manos" y que "no tiene nombre" la idea del Gobierno catalán de que, para liberar a sanitarios, sean los alumnos los que se tomen las muestras necesarias para hacer las pruebas de contagio de coronavirus.

Asociaciones de padres y madres y sindicatos de profesores han recibido con "inquietud" la decisión de la Generalitat de que los propios alumnos hagan la toma de muestras para hacer pruebas PCR a partir de la ESO, con supervisión de los docentes, cuando haya un caso positivo en su grupo estable de convivencia. La medida, anunciada por la secretaria general de la Conselleria de Educación de la Generalitat, Núria Cuenca, como "un acto de responsabilidad" para liberar los equipos sanitarios, no se implementará en menos de dos semanas.

"No tiene nombre"

El secretario general del sindicato Aspepc·Sps, Xavier Massó, ha opinado que la decisión "no tiene nombre. Es el reconocimiento implícito y explícito de que a la Conselleria se les ha ido la situación de las manos". Massó ha afirmado que los docentes "no son ni médicos ni enfermeros, no saben hacer estas pruebas y el alumno puede hacerse daño". También desde el ámbito sindical, CC.OO de Catalunya ha argumentado que, "si el Govern no ha querido acordar con los agentes sociales este procedimiento de actuación, le corresponde la contratación de personal sanitario que esté capacitado para responder en los casos de posibles complicaciones". El sindicato también ha considerado en un comunicado que "no se puede seguir sobrecargando a los equipos educativos con tareas que no les son propias".

Explicaciones

El presidente de la Federació d'Associacions de Pares d'Alumnes d'Ensenyament Secundari (Fapaes), Lluís Vila, se ha mostrado "inquieto y cauteloso" ante la medida, y ha reclamado más explicaciones al departamento. Vila ha afirmado que "los profesores no son quienes tienen que hacer la recogida de muestras y los alumnos no están capacitados", y ha expresado sospechas de que las muestras terminen contaminadas o mal tomadas. Desde las Associacions Federades de Famílies d'Alumnes de Catalunya (AFFAC), su presidenta, Belén Tascón, ha trasladado la "inquietud" de las familias asociadas ante la información de que disponen. "La práctica tiene que estar supervisada por profesionales para evitar daños y contagios, y los docentes no son sanitarios", ha asegurado Tascón, que ha añadido que la falta de personal es la casilla de salida de toda crisis. Finalmente, el vicepresidente de la Federació d'Associacions de Pares i Mares d'Escoles Lliures de Catalunya (Fapel), Marcial Quintairos, ha recelado de que las muestras no tendrán "ni la calidad ni la seriedad que debieran", y ha opinado que el problema seguirá residiendo en la tardanza de los laboratorios a entregar los resultados de las PCR. Quintairos ha lamentado que el ámbito educativo "siga considerado como un apéndice del que el sistema sanitario se aprovecha, cediéndole la inyección de vacunas o la fluoración de los dientes, que se tendrían que realizar en los centros de atención primaria".

Publicidad