EL CASO FUE ARCHIVADO EN 2015

La pareja de Sonia Iglesias es investigada por un delito de homicidio

Su abogado, a la salida de comisaría de Pontevedra, ha explicado que se acogió a su derecho a no declarar y ha afirmado no poder indicar las novedades que se han producido para que pasase de imputársele detención ilegal a homicidio.

Imagen de Julio Araújo

Publicidad

El que fue pareja de Sonia Iglesias, Julio Araújo, está siendo investigado por homicidio en relación con la desaparición de esta pontevedresa hace ya ocho años. De ello ha informado su abogado, Jesús Santaló, a la salida de comisaría este miércoles, donde se acogió a su derecho a no declarar. También ha comparecido un hermano de Julio Araujo, David, en calidad de investigado, aunque su abogado no ha precisado en calidad de qué.

Según ha explicado el letrado de quien fue pareja de Sonia Iglesias, su representado "siempre ha respondido con serenidad y seguridad absoluta respecto a que no tuvo ninguna intervención en estos hechos", por la desaparición de Sonia Iglesias. Su cliente se ha acogido a su derecho a no declarar por consejo de su abogado porque las diligencias son secretas, de ahí que haya optado por no manifestarse. Pese a ello, la comparecencia en la comisaría se alargó durante aproximadamente una hora por un fallo informático y porque el instructor hizo consignar ciertas preguntas, que el abogado ha descartado concretar porque el caso está declarado bajo el secreto de sumario.

Investigado por homicidio según el acta de lectura de sus derechos, el letrado de Araújo ha afirmado no poder indicar las novedades que se han producido para que pasase de imputársele detención ilegal a homicidio. En el juzgado, hasta el archivo de la causa hace dos años, siempre había sido imputado por detención ilegal, según ha recordado.

De acuerdo con Santaló, la causa se está siguiendo judicialmente pero su defendido aún no ha sido citado, aunque entiende que le citarán en un periodo corto de tiempo. Cuestionado por los motivos por los que cree que ha sido dejado en libertad, el abogado ha opinado que "los nuevos elementos de reapeartura de las diligencias no son lo suficientemente sólidos como para adoptar esta medida".

De hecho, la reapertura de la investigación le sorprende porque no encuentra "datos o elementos que aconsejen la reapertura de las diligencias". Respecto a si está preocupado, ha dicho que lo está "tanto como antes". "Siempre ha respondido con serenidad y seguridad absoluta respecto a que no tuvo ninguna intervención en estos hechos", ha resuelto.

Preguntado por cómo está Julio Araújo tras la reapertura del caso, ha indicado que "está tan preocupado como estaba antes", y ha añadido que "siempre ha manifestado una tranquilidad y una serenidad absoluta porque no ha tenido intervención alguna en estos hechos". A pesar de ello, ha reconocido que le "sorprende" la citación de los dos hermanos como investigados en la causa por la desaparición de Sonia Iglesias, al entender que no hay "elementos o datos que, por lo que puedo intuir, aconsejen la reapertura de las diligencias". La expareja sentimental de Sonia Iglesias y padre de su hijo llegó a declarar como investigado por esta desaparición, pero finalmente la justicia retiró la imputación y archivó el caso en abril de 2015 por falta de pruebas.

Con respecto a su hermano David, no es la primera vez que los investigadores se fijan en él, ya que en su día se llegaron a analizar las llamadas y los mensajes que había enviado a través de diferentes aplicaciones de mensajería móvil. En todo caso, nunca llegó a estar investigado oficialmente por la desaparición de la pontevedresa.

Los dos hermanos han sido citados como investigados después del registro realizado en la casa que la familia Araújo tiene en Pontevedra, en las inmediaciones del cementerio de San Mauro. Allí, a lo largo de las últimas horas, la Policía ha centrado su búsqueda en la finca situada en la parte trasera de la vivienda, un terreno de unos 800 metros cuadrados en donde se han realizado diversas catas con georradar, se ha vaciado un pozo artesanal de agua y se ha revisado una fosa séptica.

El que fue pareja de Sonia Iglesias, Julio Araújo, está siendo investigado por homicidio en relación con la desaparición de esta pontevedresa hace ya ocho años. De ello ha informado su abogado, Jesús Santaló, a la salida de comisaría este miércoles, donde se acogió a su derecho a no declarar. También ha comparecido un hermano de Julio Araujo, David, en calidad de investigado, aunque su abogado no ha precisado en calidad de qué.

Según ha explicado el letrado de quien fue pareja de Sonia Iglesias, su representado "siempre ha respondido con serenidad y seguridad absoluta respecto a que no tuvo ninguna intervención en estos hechos", por la desaparición de Sonia Iglesias. Su cliente se ha acogido a su derecho a no declarar por consejo de su abogado porque las diligencias son secretas, de ahí que haya optado por no manifestarse. Pese a ello, la comparecencia en la comisaría se alargó durante aproximadamente una hora por un fallo informático y porque el instructor hizo consignar ciertas preguntas, que el abogado ha descartado concretar porque el caso está declarado bajo el secreto de sumario.

Investigado por homicidio según el acta de lectura de sus derechos, el letrado de Araújo ha afirmado no poder indicar las novedades que se han producido para que pasase de imputársele detención ilegal a homicidio. En el juzgado, hasta el archivo de la causa hace dos años, siempre había sido imputado por detención ilegal, según ha recordado.

De acuerdo con Santaló, la causa se está siguiendo judicialmente pero su defendido aún no ha sido citado, aunque entiende que le citarán en un periodo corto de tiempo. Cuestionado por los motivos por los que cree que ha sido dejado en libertad, el abogado ha opinado que "los nuevos elementos de reapeartura de las diligencias no son lo suficientemente sólidos como para adoptar esta medida".

De hecho, la reapertura de la investigación le sorprende porque no encuentra "datos o elementos que aconsejen la reapertura de las diligencias". Respecto a si está preocupado, ha dicho que lo está "tanto como antes". "Siempre ha respondido con serenidad y seguridad absoluta respecto a que no tuvo ninguna intervención en estos hechos", ha resuelto.

Preguntado por cómo está Julio Araújo tras la reapertura del caso, ha indicado que "está tan preocupado como estaba antes", y ha añadido que "siempre ha manifestado una tranquilidad y una serenidad absoluta porque no ha tenido intervención alguna en estos hechos". A pesar de ello, ha reconocido que le "sorprende" la citación de los dos hermanos como investigados en la causa por la desaparición de Sonia Iglesias, al entender que no hay "elementos o datos que, por lo que puedo intuir, aconsejen la reapertura de las diligencias". La expareja sentimental de Sonia Iglesias y padre de su hijo llegó a declarar como investigado por esta desaparición, pero finalmente la justicia retiró la imputación y archivó el caso en abril de 2015 por falta de pruebas.

Con respecto a su hermano David, no es la primera vez que los investigadores se fijan en él, ya que en su día se llegaron a analizar las llamadas y los mensajes que había enviado a través de diferentes aplicaciones de mensajería móvil. En todo caso, nunca llegó a estar investigado oficialmente por la desaparición de la pontevedresa.

Los dos hermanos han sido citados como investigados después del registro realizado en la casa que la familia Araújo tiene en Pontevedra, en las inmediaciones del cementerio de San Mauro. Allí, a lo largo de las últimas horas, la Policía ha centrado su búsqueda en la finca situada en la parte trasera de la vivienda, un terreno de unos 800 metros cuadrados en donde se han realizado diversas catas con georradar, se ha vaciado un pozo artesanal de agua y se ha revisado una fosa séptica.

Publicidad