Un niño de dos años se ha quedado encerrado en el coche de su madre durante 15 minutos en La Palmilla, Málaga. El pequeño le cogió las llaves del vehículo y tras montarse, se quedó encerrado en su interior.

Según publica el diario Málaga Hoy, cuando volvió a su vehículo, después de recoger a sus hijos en la guardería, vio al menor encerrado. Ella pidió al pequeño que abriera las puertas con el mando pero éste lo lanzó a la parte delantera del coche.

Ante esta situación varias cuidadoras de la guardería ayudaron a la madre a romper una luna del automóvil sin éxito. Unos minutos más tarde llegaron a la escena dos agentes de policía, que sí lograron romper con un martillo la ventanilla más alejada del pequeño para rescatarle.

El niño tuvo que recibir primeros auxilios tras ser liberado del coche para evitar que sufriera un golpe de calor.