La Asociación Unificada de la Guardia Civil (AUGC) ha alertado de la "alarmante carencia de efectivos" ante el repunte del narcotráfico en la provincia de Cádiz con la llegada del verano debido a la gran afluencia de turistas y ha defendido la necesidad de "plantearse qué modelo de seguridad ciudadana se quiere".

En una nota, la AUGC asegura que mientras "se realiza un gran despliegue en eventos deportivos de carácter privado, como ha sido el campeonato de Golf de Valderrama en Sotogrande, con más de 50 agentes, una sola patrulla de seguridad ciudadana debe hacer frente a varias bandas organizadas dedicadas a asaltar viviendas de la zona o como a plena luz del día cargan embarcaciones con petacas de combustible en el interior de las embarcaderos de Sotogrande o en playas próximas para surtir a las narcolanchas con total impunidad".

Asimismo, ha añadido que "siguen las embestidas que sufren compañeros, como la ocurrida este pasado sábado en Los Barrios, cuando un vehículo se dio a la fuga en un control y circuló bastantes kilómetros en sentido contrario, por la A-381, y finalmente terminó colisionando con un vehículo del GAR, provocando que los tres guardias civiles fuesen trasladados al centro hospitalario".

Además, ha alertado de que el aumento en las plantaciones 'indor' de marihuana se está disparando de una forma "alarmante, debido a la presión que se está realizando sobre el paso de hachís desde Marruecos, como otra vía de ingresos por parte de las bandas organizadas".

"La presión ejercida en el Campo de Gibraltar está afectando directamente al resto del litoral gaditano, que como estamos observando últimamente, han aumentado las incautaciones en la desembocadura del río Guadalquivir y en las localidades de la Janda, donde el riesgo para los agentes es importante", ha aseverado la AUGC, que ha vuelto a reclamar la "consideración de especial singularidad para toda la provincia".

Para la AUGC, "resulta evidente que los parches puestos desde el Ministerio del Interior en los últimos meses no han funcionado" y ha recordado que "desde hace años" reclaman "un plan integral para la provincia de Cádiz, con refuerzo real y permanente de medios humanos y materiales, formación específica, juzgados especializados, coordinación entre cuerpos de seguridad y otras acciones encaminadas a controlar este peligroso tipo de delincuencia".

Finalmente, ha recordado también "el drama de la inmigración", que temen que "siga en la misma tónica que el año pasado debido al cambio en el flujo migratorio, y pueda ocurrir como el año pasado, que todos los servicios se vieron desbordados y a pesar de ser una de las provincias que más agentes en prácticas pero que, como bien dice su nombre, son guardias que se encuentran en su periodo de formación, por lo que tienen que ser supervisados por guardias civiles profesionales", por lo que las necesidades de ambas comandancias de la provincia "son muy superiores" al número de agentes en prácticas llegados.