Los médicos españoles han vuelto a salir a la calle. Este jueves han protestado frente a las puertas de numerosos hospitales para pedir que se mejoren sus condiciones laborales.

Entre sus reivindicaciones está la escasez de medios, la falta de personal y los recortes en sus salarios. La mayoría de ellos piden menos pacientes por médico para poder dedicar más tiempo a cada uno de ellos.

Los médicos aseguran que la sanidad pública está peor que antes de la crisis y piden más tiempo por paciente ya que muchas veces no tienen ni cinco minutos por paciente. De este modo no puede asegurar un competo diagnóstico de los pacientes.