PETICIÓN EN CHANGE.ORG

Más de 25.000 firmas piden que una madre con movilidad reducida pueda acceder a un polideportivo para ver a su hijo entrenar

El pequeño entrena dos días a la semana, pero su madre, Mónica García, se tiene que quedar fuera ante la imposibilidad de acceder con su silla de ruedas. "Me merezco aplaudir desde las gradas como el resto", explica. Ahora, una iniciativa en Change.org pide la eliminación de las barreras arquitectónicas en edificios públicos.

Mónica quiere poder ver a su hijo entrenar en el pabellón deportivo

Publicidad

PETICIÓN EN CHANGE.ORG

Más de 25.000 firmas piden que una madre con movilidad reducida pueda acceder a un polideportivo para ver a su hijo entrenar

El pequeño entrena dos días a la semana, pero su madre, Mónica García, se tiene que quedar fuera ante la imposibilidad de acceder con su silla de ruedas. "Me merezco aplaudir desde las gradas como el resto", explica. Ahora, una iniciativa en Change.org pide la eliminación de las barreras arquitectónicas en edificios públicos.

Varias entidades ciudadanas han recogido 25.000 firmas para pedir que una madre con movilidad reducida pueda acceder al polideportivo de Valleagudo, en Coslada, para ver a su hijo entrenar, y este jueves la acompañarán al Ayuntamiento, apoyando la solicitud de acceso sin barreras a edificios públicos.

A partir del caso de esta vecina, Mónica García, diversas entidades, encabezadas por Invisibles de Coslada y la Coordinadora de Asociaciones de Vecinos del municipio, han iniciado una campaña para exigir la eliminación de las barreras arquitectónicas en los edificios públicos, "uno de los asuntos pendientes desde hace tiempo en la localidad".

En su opinión, estos obstáculos "afectan gravemente" a la vida diaria de las personas con diversidad funcional motora o con dificultades de desplazamiento, "impidiendo la plena inclusión social y el ejercicio de sus derechos fundamentales".

Hace unos días, Mónica García se reunió con los colectivos citados para dar cuenta de las "enormes" barreras con las que se encuentra a diario para acceder a muchos edificios y recursos municipales, debido a que precisa desplazarse en silla de ruedas.

Uno de estos edificios es el Polideportivo de Valleaguado, lugar donde su hijo Unai practica gimnasia artística deportiva. El pequeño entrena dos días a la semana, pero su madre se tiene que quedar fuera del recinto ante la imposibilidad de acceder con su silla de ruedas.

Por ello, Mónica solicitó a los responsables municipales la mejora y adaptación de la instalación, "pero estos la replicaron que no tienen intención alguna de reformarla".

Ante una respuesta municipal que estos grupos tachan de "inadmisible", Mónica se puso en marcha y en cuatro semanas ha logrado reunir más de 25.000 firmas en Change.org. "Me merezco aplaudir desde las gradas como el resto de los padres. Y Unai se merece que yo también le pueda ir a animar".

Publicidad