El gran incendio forestal de Gran Canaria, iniciado el sábado 17 de agosto en Valleseco, sigue sin control, avanzando hacia el sur, ampliándose el perímetro afectado de los 60 kilómetros a los aproximadamente 65 kilómetros a últimas horas del día, así como incrementándose también las hectáreas quemadas hasta las 10.000, lo que implica 4.000 más que al inicio de este lunes.

Así lo ha manifestado el presidente del Gobierno de Canarias, Angel Víctor Torres, en la rueda de prensa dada en la noche de este lunes para analizar la evolución del gran incendio forestal, en la que ha estado acompañado por el ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación en funciones, Luis Planas.

Torres ha matizado que de las 10.000 hectáreas quemadas, unas 2.000 se encuentran en el Parque Nacional de Tamadaba, mientras que otras 2.000 se encuentran en la zona que va hacia el área protegida de Inagua.

El ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación en funciones, Luis Planas, ha reconocido este lunes que la situación del incendio de Las Palmas de Gran Canaria es "muy complicada" y ha confirmado que el Gobierno está incrementando los medios para frenar el avance de las llamas.

 

Del mismo modo, ha asegurado que este incendio es el "mayor incendio sufrido en España en lo que va de año". Los núcleos del norte podrán volver a sus casas mientras que en la cara sur se están desalojando las aldeas.