190

Publicidad

Vacuna coronavirus

La letra pequeña de la vacuna contra el coronavirus de Pfizer: efectos secundarios, capacidad inmune...

A partir de este lunes en entregas semanales se pretenden repartir por España casi 5 millones de dosis de la vacuna contra el coronavirus, además de los mayores y cuidadores de residencias en esta fase también se busca la inmunidad de los sanitarios.

Los sanitarios son los encargados de poner la vacuna contra el coronavirus y el segundo grupo prioritario para recibirla y es que la pandemia ha golpeado con mucha fuerza este sector. Entre las dos olas de COVID-19 se han contagiado en nuestro país 93.000 profesionales de la salud, han fallecido más de un centenar: 83 médicos, 22 farmacéuticos y 9 enfermeros.

La vacuna contra el coronavirus desarrollada por Pfizer es intramuscular, a diferencia de la española que podría ser intranasal, por la nariz sin pinchazo para atacar donde comienza la infección y a diferencia de las otras hay que prepararla ya que debe mezclarse lentamente antes de administrarla.

Los expertos dicen que los efectos secundarios de la vacuna de Pfizer son leves. Los estudios realizados dicen que casi un 63% experimentó fatiga tras la dosis, un 55% dolores de cabeza, 38% dolores musculares, 32% escalofríos y el 24% fiebre. Los expertos dicen que nada que no se solucione con un paracetamol.

La vacuna de Pfizer necesita dos pinchazos y han de pasar 21 días entre el primer pinchazo y el segundo. Su capacidad inmune se está estudiando. La de Moderna en menos de dos meses se aprecian ya los anticuerpos.

¿Funcionará ante nuevas cepas?

Parece que sí, los expertos aseguran que si fuese necesario hacer algún cambio en la vacuna contra el coronavirus para atajar nuevas cepas en un mes se podría disponer de una nueva vacuna.

En estas pequeñas dosis de la vacuna están puestas las esperanzas de todo el planeta para recuperar lo que ya se conoce como la vieja normalidad.

Publicidad