La gota fría que afecta al noreste peninsular se ha extendido a todo el arco mediterráneo, dejando inundaciones, cortes en el suministro eléctrico y crecidas de ríos, centrándose a última hora de este martes en Mallorca y Menorca

El archipiélago balear, que esperaba las precipitaciones más intensas, se encuentra bajo aviso naranja -riesgo importante- por acumulaciones que podrían superar los cien litros por metro cuadrado en doce horas y por rachas de viento de hasta 60 kilómetros por hora, según las predicciones de la Agencia de Meteorología (Aemet).

También Cataluña está bajo aviso naranja por fenómenos costeros, con olas de entre tres y cuatro metros, lluvias acumuladas de hasta 20 litros por metro cuadrado y vientos de hasta 60 kilómetros por hora en el Ampurdán.

La gota fría o DANA (depresión aislada en niveles altos), que se empezó a aproximar a la península en la tarde este lunes, propició una fuerte tormenta de granizo en Ciudad Real que inundó garajes y cocheras y precisó una treintena de actuaciones de los servicios de Emergencias.