Publicidad

Rayo

Un hombre, en estado grave al atravesarle un rayo mientras se refugiaba de la lluvia en Madrid

El hombre se refugiaba de la lluvia bajo un árbol en un parque de Madrid y fue alcanzado por un rayo que entró por el hombro derecho y salió por ambos pies.

Un hombre está hospitalizado en estado grave tras recibir el impacto de un rayo durante la fuerte tormenta de ayer por la noche en Madrid. El hombre, de 40 años, que se encontraba en el Parque de Pradolongo, en Usera. La descarga entró por su hombro derecho y salió por ambos pies.

Según la portavoz de Emergencias Madrid, en torno a las 22:00 horas recibieron un aviso de que un hombre había sido alcanzado por un rayo. Al llegar al lugar de los hechos, los sanitarios comprobaron que la víctima se encontraba en parada cardiorrespiratoria. Tras practicarle las maniobras de reanimación, la persona recuperó el pulso y fue trasladada al hospital en estado grave. El hombre se encontraba bajo un árbol de dicho parque refugiándose de la lluvia cuando recibió la descarga.

No es la primera vez que ocurre un caso así en Madrid. En agosto del año pasado, otro rayo atravesó a un hombre de 61 años mientas este sujetaba un paraguas durante una tormenta. La potencia de la descarga fue equivalente a 100.000 televisores y fue trasladado al hospital.

Durante todo el día de ayer se esperaban lluvias en la capital, pero no fue hasta la noche cuando una fuerte tormenta acompañada de aparato eléctrico descargó. Para el día de hoy, la Aemet prevé que continúe la inestabilidad, especialmente en el tercio norte de la península. En áreas del centro y nordeste peninsular también se prevén tormentas localmente fuertes y con granizo.

Cómo protegerse

Si nos encontramos en una tormenta con aparato eléctrico nunca debemos refugiarnos debajo de árboles porque actúan como pararrayos. También debemos evitar las zonas de agua como ríos o fuentes y las zonas elevadas, así como estar en contacto con alambradas o máquinas eléctricas. Lo más seguro, si estamos fuera de casa, es permanecer dentro de un vehículo con las ventanas cerradas.

Publicidad