46.997167

Publicidad

Coronavirus

El Colegio de Médicos de Vizcaya denuncia una campaña de reclamaciones y whatsapp por negarse a eximir del uso de mascarilla

Aseguran que algunos de sus miembros están sufriendo reclamaciones de pacientes que exigían informes que les permitieran estar exentos del uso de la mascarilla. Han presentado como pruebas un formulario que está circulando contra ellos y un mensaje de whatsapp en los que se dan los pasos a seguir.

El Colegio de Médicos de Vizcaya ha puesto el asunto en manos de los tribunales. Aseguran que hay una campaña contra ellos perfectamente orquestada para presentar reclamaciones si no se acepta eximir a los pacientes que lo soliciten del uso de la mascarilla, obligatoria en el País Vasco.

Aseguran que se está aconsejando a través de Whatsapp los "Pasos para evitar el uso de la mascarilla".

Colapsar el sistema sanitario con reclamaciones

Los médicos hablan de chantaje y aseguran que la campaña impulsa que se presenten quejas si el facultativo considera que la petición no está justificada y se deniega el informe que permite no tener que llevar mascarilla aunque las autoridades la hayan considerado obligatoria.

El colegio de Médicos lo ha puesto en manos de los tribunales. Informará a la Fiscalía del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco y a la Fiscalía de Menores. También lo han comunicado a la consejera de Salud, Nekane Murga, y al director general de Osakidetza, Juan Luis Diego.

Un formulario y un mensaje de Whatsapp

El Colegio de Médicos explica que la queja se presenta por medio de un formulario. El denunciante sólo tiene que añadir sus datos y firmar. El escrito expresa la queja por la negativa del médico a entregarle un informe en el que consten las razones de salud por las que no puede usar mascarilla.

El texto finaliza con la solicitud de que se tenga por presentada "una reclamación disciplinaria" y en su virtud se acuerde "abrir expediente" en el que se considere a la persona firmante como parte interesada.

¿Qué dice el whatsapp que está circulando?

Además de este escrito los médicos incluyen en su denuncia un WhatsApp titulado "Pasos para evitar el uso de la mascarilla" en el que se dan instrucciones a quienes quieren lograr que los médicos les faciliten incumplir la ley:

1. Saturar el sistema sanitario: todo el mundo tiene que llamar a su médico de cabecera para pedir un Certificado de excepción de la obligatoriedad del uso de la mascarilla

Se expresa dificultad respiratoria o dificultad de usar mascarilla por características laborales que nos exigen de buena respiración, síntomas de mareo...

2. Algunos médicos no tendrán problema en hacernos el certificado pero se prevé que la mayoría diga que no.

3. Avisar al médico que se va a poner una queja en el SAPU (Servicio de Atención al Paciente y al Usuario).

4. Poner una queja en SAPU diciendo que no nos han atendido y que no nos han querido hacer el certificado.

Y termina aconsejando pedir dos copias para entregar una a un abogado que así tendrá material para poder hacer unas demandas masivas.

Riesgo de multas

Aconseja además a quienes se niegan a llevar mascarillas cómo actuar si piensan que corren el riesgo de que les pongan una multa:

1. Actuar con sentido común: si vamos sin mascarilla y un agente nos para, no confrontar, no forzar.

Si debatimos nos puede multar por desacato y esto es más complejo en términos judiciales.

2. Si no te la quieres poner, primero te da un aviso de multa, y más tarde te llega la multa a casa.

Si pagas la multa ya no se puede recurrir.

3. No podemos acumular una multa cada día, pero no pasa nada tener alguna que otra multa. En el confinamiento se han enviado a casa solamente un 25%.

Tranquilidad y saturar el sistema (Osakidetza, SAPU, Ertzaintza...). Que vean que hay movimiento y que la gente no está de acuerdo.

Mucha luz y PAZ-ciencia»

Sospechan quiénes están detrás de la campaña

Por su contenido, y por la referencia expresa a un abogado concreto el Colegio de Médicos sospecha que puede tratarse de una campaña perfectamente orquestada. Anima a sus miembros a que no cedan a las presiones y a que pongan en valor que sólo ellos tienen la potestad de indicar lo que consideren más conveniente para cada paciente.

Piden además colaboración a los ciudadanos para que no contribuyan con este tipo de "campañas indignas que sólo buscan saturar una ya de por sí sobrecargada Atención Primaria y un sistema sanitario que tiene como fin atender y velar por la salud de toda la población".

Publicidad