Las cifras del número de ahogamientos son aterradoras. La media de julio se sitúa en casi tres ahogados al día.

"Una de las mejores medidas para prevenir los ahogamientos es elegir un entorno donde haya socorristas", dice Ismael Saez, miembro de la Real Federación Salvamento y Socorrismo.

El 85% de los ahogados en los últimos 4 años, se bañaban en lugares o momentos sin vigilancia de socorristas. Es importante conocer cuáles son las señales sobre el medio acuático:

-Bandera verde: el baño esta permitido y el mar está en buenas condiciones.

-Bandera amarilla: solo debemos bañarnos donde hagamos pie y sin sumergirnos.

-Bandera roja: representa un riesgo alto, igual que la negra que puede avisar de peligros como pozas o zonas de succión de bañistas

Los profesiones de salvamento piden especial vigilancia a los grupos más vulnerables, no alejarse de la orilla, sobre todo si no conocemos el terreno y mucho cuidado con los materiales de flotación, ninguno es 100% seguro sin supervisión.

Los socorristas de Sanxexo en Pontevedra vigilan las playas con ayuda de drones. Jorge García es uno de los pilotos que asegura que usar esta tecnología se puede disminuir los tiempos de respuesta y avisar rápidamente a los socorristas.

El concejal de Medio Ambiente, Juan Deza afirma que un dron tarda 20 segundos en recorrer la playa y el socorristas puede necesitar varios minutos.