Sucesos

Detenido un francotirador que disparaba en una zona de viviendas y colegios en Villamediana, La Rioja

El detenido es un varón de 41 años de edad al que se le considera presunto autor de delitos de tenencia ilícita de armas, daños y falsedad documental.

Publicidad

Los vecinos de la localidad riojana de Villamediana habían denunciado hasta en seis ocasiones que alguien estaba efectuando disparos contra chimeneas y viviendas.

Una investigación abierta por la Guardia Civil centró las sospechas en el ahora detenido. El individuo disparaba desde una ventana de su domicilio, con armas de aire comprimido, a chimeneas y antenas de edificios de viviendas, un colegio y una guardería. No consta que disparara contra personas, pero su actuación había creado alarma en la zona por el riesgo que conllevaba para el vecindario.

Durante varios meses, el hombre había sido identificado en varias ocasiones. Los agentes le habían intervenido en diferentes controles en el interior de su turismo tres armas largas del calibre 5'5 mm, dos visores, una caja de munición, un cuchillo de grandes dimensiones y diversos accesorios.

Los estudios determinaron que una de las carabinas había sido modificada para usar proyectiles del calibre 22 y aumentar deliberadamente su letalidad, mientras que otra de las armas se había modificado para obtener una mayor potencia de fuego. Además, el análisis de grafística concluyó que las tarjetas de armas que poseía eran falsas.

Los investigadores solicitaron al Juzgado de Instrucción nº1 de Logroño la entrada y registro de dos viviendas y una cabaña, utilizada esta última por el sospechoso como zona de trabajo para manipular las armas y para realizar pruebas de disparos.

El despliegue policial terminó con la detención del presunto autor. En los registros se intervinieron otras tres armas modificadas, herramientas y accesorios para la manipulación de armas, miras telescópicas, accesorios para tiro de precisión, dos pistolas táser con apariencia de linterna, ocho cajas de munición de diferentes calibres y tarjetas de armas falsificadas.

Además, se encontraron diferentes drogas en el inmueble donde residía ocasionalmente junto a su pareja sentimental, como 120 pastillas de MDMA junto a pequeñas cantidades de hachís y speed. A este inmueble ubicado a escasos metros de un colegio y una guardería, acudían a diario consumidores de éxtasis para abastecerse de esta sustancia.

La investigación ha sido llevada a cabo por la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Guardia Civil de La Rioja, el Grupo de Información, USECIC y GEDEX. El detenido, las armas y el resto de efectos intervenidos han sido puestas a disposición de la autoridad judicial.

Publicidad