Médico en una consulta

Publicidad

Sevilla

Denuncian en Sevilla que hay pacientes que tienen que esperar año y medio para realizarse una prueba

Todos los jefes médicos y de enfermería de Sevilla han firmado un documento en el que advierten del deterioro del servicio sanitario.

En resumen

  • Jefes del hospital del Aljarafa avisan de suspensión de operaciones y miles de demoras en citas y pruebas
  • La población atendida por este centro ha crecido "un 30 por ciento"

Los jefes de servicio y los supervisores de Enfermería del Consorcio Sanitario Público del Aljarafe, enclavado en Bormujos (Sevilla), han denunciado a través de un escrito rubricado por los mismos que el "déficit de recursos actuales y futuros" del centro ha derivado en una "situación crítica". A través del escrito, denuncian la suspensión de 109 intervenciones quirúrgicas previstas este mes, la suspensión de 41 diagnósticos al mes, 6.277 pacientes pendientes de cita que serán atendidos con dos meses de demora y 616 pacientes que serán intervenidos fuera del plazo estipulado legalmente.

Los 15 jefes de servicio y los 15 supervisores de Enfermería de este centro hospitalario recuerdan que la población atendida por este centro ha crecido "un 30 por ciento" desde que comenzase a funcionar el mismo, sin que haya mediado "un incremento de financiación acorde" al crecimiento poblacional ni la aplicación del plan de choque de reducción de listas de espera quirúrgicas.

Dado el caso, "desde hace años", el presupuesto destinado a este centro hospitalario es "insuficiente y netamente inferior" al destinado a los medios sanitarios del resto de comarcas andaluzas, una "financiación insuficiente" cuyo carácter "crónico" es conocido por la Consejería de Salud y el SAS, que "no han cumplido" la promesa de destinar siete millones de euros más al hospital del Aljarafe de cara a este año 2019.

Según los jefes de servicio y los supervisores de Enfermería del centro hospitalario, el mismo afronta la suspensión de 109 intervenciones quirúrgicas previstas este mes, la suspensión de 41 diagnósticos de enfermedad de sueño al mes, la reducción de pruebas de radiología, endoscopias digestivas o de cardiología, una limitación para incrementar el número de camas de la UCI, 6.277 pacientes pendientes de cita que serán atendidos con dos meses de demora, con esperas de "más de un año y medio" en algunas especialidades, 2.857 pacientes con una demora de más de un mes para pruebas y 616 pacientes que serán intervenidos "fuera del plazo estipulado legalmente".

Publicidad