Galicia

Costillas rotas y hematomas en la cabeza en una brutal agresión homófoba a un joven brasileño en A Coruña

Rogerio accedió a ir a dar una vuelta con un chico que le llamó desde la puerta. Pensaba que estaba intentando ligar con él pero acabó en el hospital.

Costillas rotas y hematomas en la cabeza en una brutal agresión homófoba a un joven brasileño en A Coruña

Publicidad

Unas amigas lo acompañaron a casa en torno a las 4 de la madrugada, llegó a entrar en su portal, pero cuando se disponía a subir a casa, un chico le llamó desde la puerta y Rogerio accedió a ir a dar una vuelta con él. No se imaginaba este brasileño de 30 años lo que iba a ocurrir.

Lleva tres meses viviendo en A Coruña y apenas habla español. Su compañera de piso, Elaine Santos, le hace de intérprete. “Le dieron puñetazos en la cara y golpes por todo el cuerpo, estuvo varias horas tirando en la calle hasta que lo encontraron y llamaron a la ambulancia”. Fue trasladado al Hospital de A Coruña con varios hematomas en la cabeza y el cuello, varias costillas rotas y el tabique nasal desviado. Le han diagnosticado también una fractura lumbar. “Si no lo llegan a encontrar no sé qué habría pasado, no sé de qué estaríamos hablando ahora, es tremendo”.

La imagen habla por sí sola, numerosos golpes y lesiones de las que trata de recuperarse ya en su domicilio. “Va recordando cosas y ya ha hecho otra declaración en la Policía, recuerda insultos homófobos y por ser extranjero”.

Rogerio no conocía a su agresor, accedió a dar una vuelta con él porque creía que estaba ligando, pero nunca pensó que algo así pudiera ocurrir: “Viene de un país con mucha violencia homófoba y él aquí se sentía seguro, ahora tiene miedo”.

La Policía Nacional investiga ya los hechos para tratar de esclarecer si se trata precisamente de una agresión de este tipo, algo de lo que este joven y su amiga no tienen dudas. “Llevaba 70 euros encima y no le robaron nada, el problema es que no podemos demostrarlo”, afirma.

Por el momento, el primer paso es identificar al autor de los hechos, ya que por ahora se desconoce su identidad, para que responda por esta brutal agresión. “No vamos a parar hasta que se haga justicia, primero fue Samuel y ahora esto, no pueden pasar estas cosas”.

Publicidad