Barbie y la Agencia Espacial Europea se han unido para inspirar a la próxima generación de niñas a convertirse en astronautas con el lanzamiento de la nueva versión de la conocida muñeca. La compañía Mattel -fabricante de la muñeca- ha creado un modelo único basado en la astronauta Samantha Cristoforetti,

Cristoferetti, de 42 años, es la tercera mujer de la historia en convertirse en astronauta de la Agencia Espacial Europea y la primera italiana que lo logra. Con esta colaboración espera que se "ayude a los niños y niñas a soñar con su futuro sin límites".

Esta campaña se engloba dentro del 'Dream gap project' que Barbie lanzó por su 60º aniversario. La fundación tiene como objetivo ayudar a romper aquellos cánones y estereotipos que ya delimitan el desarrollo profesional y académico de las niñas en ciertos campos que histórica y socialmente han sido preservados para hombres. Justo cuando se cumple 50 años de la llegada del Apolo 11 a la Luna, la directora de Marketing de Barbie en Europa, Isabel Ferrer, afirma que es "el momento perfecto para ensalzar cuantas mujeres hay ahora astronautas en comparación con el número de hombres":