Continúan las tareas de rescate para sacar de un pequeño pozo a un niño de dos años que cayó a primera hora de la tarde. Se están movilizando "todos los recursos necesarios" por parte de todas los cuerpos actuantes para llevar a cabo las tareas de rescate, como por ejemplo bajar una cámara, "que hasta ahora ha logrado llegar hasta unos 70 metros".

Es un agujero en la zona del Dolmen del Cerro de la Corona. Según la Subdelegación, se trata de un orificio de prospección para buscar agua de pequeño diámetro. Se ha activado un operativo para rescatar al pequeño formado por miembros del Consorcio de Bomberos de Málaga (CPB), efectivos de la Guardia Civil, incluido el Equipo de Rescate e Intervención de Montaña; el Grupo de Especialidades Subacuáticas (GEAS); de la Policía Nacional y Local, y de la Empresa Pública de Emergencias Sanitarias (EPES).