Crimen de Castro Urdiales

La decapitadora de Castro Urdiales, declarada culpable por descuartizar a su pareja

La mujer que decapitó a su pareja en Castro Urdiales ha sido declarada culpable por el crimen. Le cortó la cabeza y la guardó en una caja que le dejó a una amiga, quien descubrió el crimen.

La acusada de decapitar a su pareja en Castro Urdiales durante el juicio

La acusada de decapitar a su pareja en Castro Urdiales durante el juicio EFE

Publicidad

"Descuartizar un cadáver no es delito de asesinato". Así se postuló la defensa de Carmen Merino, la mujer que asesinó a su parejade Castro Urdiales, en un intento a la desesperada por librarle de la cárcel. Finalmente, y tras una frase que dejó anonadado a más de uno en la sala, la justicia la ha declarado culpable por decapitar a su pareja, guardar la cabeza en una caja y tratar de esconder su brutal crimen, que descubrió una amiga suya a la que dejó la caja.

La decapitadora dejó la caja con la cabeza dentro a esta amiga en cuestión, y le contó que dentro había juguetes sexuales, pidiéndole que no la abriera. Sin embargo, el fuerte olor hizo que la amiga terminara por abrir la caja, llevándose un susto monumental. Y así fue cómo se descubrió este horrendo crimen que ha tenido tanta cobertura mediática, siendo uno de los crímenes más atroces que se han conocido en los últimos tiempos por la manera en que se hizo.

La defensa de la condenada ha intentado por todos los medios evitarle la cárcel, pero las pruebas estaban en su contra y se ha terminado con la conclusión de que ella sí que fue la persona que acabó con la vida de su pareja. La aseguración de que ella solo había descuartizado a su esposo, pero no le había matado, no ha convencido al jurado. Ahora, tras ser declarada culpable de homicidio, se enfrenta a una pena que no será menor a una década de cárcel por el crimen cometido.

Alta pena de prisión

La Fiscalía ha solicitado hasta 15 años de cárcel para Carmen Merino por matar a su pareja, añadiendo el agravante del parentesco que existía entre ambos y el móvil económico, después de que él la nombrada heredera universal de todos sus bienes. La acusación particular se ha adherido a la solicitud en cuestión, por lo que la pena mínima podría ser de hasta 12 años y medio, aunque la defensa de la condenada tratará de rebajarla a 10 años tras no ser declarada culpable de asesinato.

El juicio ya ha quedado visto para sentencia tras el veredicto del jurado y ya solo queda por fijarse la pena que Carmen Merino habrá de afrontar. Su cara a lo largo de la lectura de la sentencia ha sido de tristeza, sin haber reaccionado apenas cuando el jurado ha comunicado su decisión de declararle culpable. No ha pronunciado palabra alguna en la noche de este viernes, por lo que ha dado a entender que ya tenía asumido que iba a ser declarada culpable del crimen contra su pareja.

Publicidad