Publicidad

Igor 'El Ruso'

El abogado de Igor 'El Ruso' reconoce que la muerte del ganadero de Teruel fue homicidio

Fiscalia y acusaciones piden prisión permanente revisable para Igor 'El Ruso' por el tripe asesinato cometido en Teruel.

Continúa el juicio contra Igor 'El Ruso' por el triple asesinato de un ganadero y dos guardias civiles en Andorra (Teruel). El acusado ha pedido este lunes que sea "frio y racional" en su veredicto.

Este lunes su abogado ha dado marcha atrás este lunes y ha cambiado la calificación para su cliente en el caso del ganadero José Luis Iranzo, considerando que sí fue homicidio ante la falta de pruebas que acrediten lo contrario.

El abogado sí que mantiene la libre absolución en el caso de los dos guardias civiles, Víctor Romero y Víctor Caballero, al entender que "ha quedado acreditado" que se produjo una refriega y ráfaga cruzada, por lo que "podría encajar" que hubiera actuado en legítima defensa.

En declaraciones a los medios de comunicación minutos antes de acceder a la sesión, el abogado ha explicado que Igor 'El Ruso' le aseguró haber escuchado a Iranzo cargar un arma y que fue por ese motivo por el que comenzó a dispararle. Sin embargo, el letrado ha reconocido que el arma no ha aparecido y que él, atendiendo a su independencia profesional, no puede sostener aquello que las pruebas no evidencian que sea así, aunque sea de manera indiciaria.

El pasado jueves los peritos forenses del Instituto de Medicina Legal de Aragón (IMLA) aseguraron que abatió por sorpresa a sus tres víctimas, sin que tuvieran la posibilidad de defenderse de sus disparos.

Los dos especialistas forenses que realizaron las autopsias a los cadáveres explicaron que la noche del 14 de diciembre de 2017, el ganadero José Luis Iranzo recibió un disparo en el corazón "mortal de necesidad" cuando se disponía a entrar en una caseta rural de su propiedad en Andorra (Teruel) en cuyo interior se encontraba el procesado, y posteriormente otro en el brazo al intentar huir.

Han añadido que los guardias civiles Víctor Romero y Víctor Jesús Caballero fueron atacados por la espalda en una caseta de campo próxima, con disparos en los glúteos que les provocaron fracturas en la cadera o el fémur que les hicieron caer rápidamente.

Publicidad