Salud

Las superbacterias matan ya más que el sida, el cáncer de pulmón o la malaria

Según el mayor estudio que se ha realizado hasta el momento, donde expertos de universidades de Washington y Oxford utilizaron 471 millones de historiales médicos, las superbacterias mataron en 2019 a 1,27 millones de personas en el mundo. Son más fallecimientos de los que provocó el sida, la malaria o el cáncer de pulmón. Además, estuvieron relacionadas con casi otras cinco millones de muertes más

Las superbacterias matan ya  más que el sida, el cáncer del pulmón y la malaria

Istock Las superbacterias matan ya más que el sida, el cáncer del pulmón y la malaria

Publicidad

Aunque el covid-19 y sus consecuencias, se llevan los titulares en las noticias sanitarias, el aumento de las superbacterias es cada vez más preocupante.

Se han hecho resistentes a los antibióticos, y preocupan desde hace tiempo a las autoridades sanitarias de medio mundo. Es un problema sanitario a nivel mundial y que los expertos creen que seguirá aumentando. De hecho, creen que en menos de tres décadas estas bacterias resistentes a los fármacos provocarán más de 10 millones de muertes en el planeta.

Expertos de las universidades de Washington y Oxford analizaron 471 millones de historiales médicos para concluir que las superbacterias mataron en 2019 a 1,27 millones de personas en el mundo. Son más fallecimientos de los que provocó el sida, la malaria o el cáncer de pulmón. Además, estuvieron relacionadas con casi otras cinco millones de muertes más

En el informe Global Research on Antimicrobial Resistance (GRAM) publicado por The Lancet, hablan de que una de las principales causas de estas muertes tiene un nombre: AMR, las siglas en inglés con la que denominan a la resistencia antimicrobiana. Son las superbacterias que ya conocíamos de antes, pero que ahora se han vuelto resistentes a los tratamientos con los que acabamos con ellas, en parte, por el abuso que hacemos de los antibióticos.

La mayoría de estas muertes se producen en países en vías de desarrollo. Aunque es en los países desarrollados donde abusamos de los antibióticos, provocando así que las bacterias que antes podíamos curar fácilmente, “aprendan” a hacer frente a los medicamentos y se hagan resistentes. El estudio recoge el historial médico de pacientes procedentes de más de 200 países.

Publicidad