Publicidad

Coronavirus

Los infectados de coronavirus son capaces de generar anticuerpos durante el resto de su vida, según un estudio

La investigación muestra que aquellos que pasaron el virus de forma leve o moderada también producen células inmunes contra la COVID-19.

Un estudio publicado en la revista científica Nature ha demostrado por primera vez que las personas que han padecido una infección leve de coronavirus han producido células inmunes capaces de generar anticuerpos contra la COVID-19 el resto de sus vidas.

La investigación incluye multitud de observaciones reseñables, pero una de las más importantes señala que el nivel de anticuerpos de personas infectadas por SARS-CoV-2 decae cuatro meses después. La cuestión esencial se encuentra en saber si el paciente ha generado una respuesta inmune completa, aunque los anticuerpos a priori desaparezcan.

La clave también reside en la creación de glóbulos blancos con memoria y que sean capaces de eliminar al virus tiempo después de la primera infección. Esto lo han demostrado varios estudios, por lo que la gente que ha superado el virus y los vacunados generan una respuesta inmune celular ante reinfecciones.

"Respuesta de larga duración"

Los propios autores del estudio indican que la infección del SARS-CoV-2 genera una "respuesta de larga duración". Según los investigadores, 77 pacientes que habían superado el coronavirus de forma leve o moderada presentaban anticuerpos en la sangre hasta 11 meses después.

Los niveles de anticuerpos descienden claramente a los cuatro meses, como confirman también otros estudios realizados, pero se hace de forma gradual durante los siete meses posteriores a la infección y permanece estable al menos 11 meses.

Se ha detectado células B de memoria en reposo con la proteína S, con la que el virus se adhiere a los receptores de las células humanas. Por ello, si el virus reaparece, las células vuelven de nuevo al torrente sanguíneo y comienzan a fabricar nuevos anticuerpos contra el SARS-CoV-2.

Riesgo de reinfección

El autor principal del estudio, el inmunólogo Ali Ellebedy de la Escuela de Medicina de la Universidad de Washington, Estados Unidos, ha asegurado que este tipo de células plasmáticas pueden durar toda la vida.

A pesar de todo ello, existe el riesgo de reinfección por parte de los recuperados. Además, las nuevas variantes del coronavirus pueden afectar a los anticuerpos desarrollados, aunque ya hay estudios, como el publicado en bioRxiv, que demuestran que los infectados y vacunados neutralizan las mutaciones más preocupantes de la COVID-19 conocidas hasta ahora.

Publicidad