Publicidad

Fiebre Q

Fiebre Q: síntomas de la enfermedad por la que están ingresadas a 10 personas en Bizkaia

La fiebre Q es una enfermedad provocada por una bacteria y suele contagiarse a través del contacto con ciertos animales o por la inhalación de polvo contaminado.

La fiebre Q es una infección provocada por una bacteria llamada Coxiella burnetii, que suele estar presente en ganado como vacas, ovejas o cabras. También se puede encontrar en otro tipo de animales como mamíferos marinos, mamíferos domésticos, aves, reptiles o animales salvajes. Se suele contagiar a través del contacto con estas especies, pero también por la inhalación de polvo contaminado por esta bacteria.

En Bizkaia, 10 personas han tenido que ser ingresadas después de visitar las cuevas de Baltzola, que han sido cerradas tras el brote. Sanidad ha decidido cerrar estas cuevas al ser un lugar muy turístico y el Gobierno vasco ya ha identificado a 7 rebaños de cabras como posibles responsables de la aparición del brote.

¿Cuáles son los síntomas?

Los síntomas se suelen manifestar en forma de fiebre alta, en ocasiones superior a los 40 grados, dolor de cabeza intenso, fatiga, escalofríos, tos, náuseas, vómitos, diarreas o sensibilidad a la exposición de la luz. Se trata de síntomas que pueden aparecer entre 3 y 30 días después de la infección. Además, los casos de fiebre Q se suelen identificar a través de un análisis de sangre en el que se detectan anticuerpos contra la bacteria Coxiella. En el caso de las personas ingresadas en Bizkaia, los síntomas empezaron a mediados del mes de abril.

¿Cuál es el tratamiento?

Al ser una bacteria, el tratamiento consiste en la ingesta de antibióticos de forma oral. En los casos leves o puntuales, los síntomas y la enfermedad suelen remitir rápidamente a los pocos días. Sin embargo, hay personas que pueden desarrollar la fiebre Q de forma crónica por lo que deben tomar los antibióticos durante varios meses y, en ocasiones, se suele extender el tratamiento durante más de un año.

Esta enfermedad también puede tener ciertas complicaciones y afectar al corazón, pulmones, hígados o cerebro y que pueden dar lugar a otros problemas como daño hepático, meningitis, problemas durante el embarazo o inflamación de membranas y tejidos del corazón o los pulmones.

¿Se puede prevenir?

Es una enfermedad provocada por una bacteria, por lo general, no existen vacunas que puedan erradicarlas. Como se puede contagiar a través de la inhalación de partículas de polvo de corral, se suele recomendar a las personas que trabajan con animales que tengan especial cuidado, sobre todo a la hora de atender partos, y se recomienda el uso de mascarillas y guantes.

También se puede contagiar a través de la orina, las heces y la leche de los animales. Para la población general, se suele recomendar que solo se beba leche pasteurizada ya que la pasteurización es un proceso que mata las bacterias. Aun así, se trata de una enfermedad que no se transmite entre humanos.

Publicidad