258.005000

Publicidad

Coronavirus

El biólogo Eduardo Martínez alerta del peligro de mezclar productos de limpieza: "Puede llegar a ser explosivo"

Eduardo Martínez, biólogo y portavoz del Colegio de Biólogos de Cataluña, explica los peligros de mezclar productos de limpieza y da las claves para desinfectar correctamente nuestra casa para evitar contagios de coronavirus.

En resumen

  • Entrevista en Antena 3 Noticias Fin de Semana

El Colegio de Biólogos de Cataluña ha alertado de que los productos que se están utilizando para limpiar en lugares públicos y en casa pueden dañar la salud. Además, son ineficaces en algunos casos.

Eduardo Martínez, biólogo y portavoz de esa institución, responde en directo a las preguntas de Matías Prats y Mónica Carrillo sobre este asunto en Antena 3 Noticias Fin de Semana.

¿Cree que se están utilizando mal o de manera peligrosa los desinfectantes?

Los desinfectantes, por defecto, son productos tóxicos, por lo que hay que aplicarlos bien. Se están aplicando mediante procedimientos que no son adecuados muchas veces para cosas que no se usan.

La única forma de entrar los virus en el cuerpo es a través de la nariz, la boca y los ojos, por lo que regar suelos con lejía no parece muchas veces la mejor opción.

Denuncian que muchas productos no están siendo utilizados por personal cualificado

Cuando empezó la pandemia, el ministerio tenía registrados unos 70 productos, a los 15 días ya eran 100 y ahora son 200. De estos 200 productos hay algunos que son aplicables y utilizables por el público general, por personal profesional y hay otros mucho más peligrosos que deben ser utilizados únicamente por personal profesional especializado.

¿Qué productos debemos utilizar y cómo en nuestras casas?

La lejía se puede utilizar sin ningún tipo de problema, el alcohol y otros productos de uso normal. Sobre todo, no se deben mezclar productos diferentes, y tanto la lejía como el alcohol se usan con agua. Si se mezclan productos, se generan productos que son tóxicos y en algunos casos explosivos. Tampoco hay que subir proporciones.

¿Y el ozono?

Es un producto tóxico porque para que tenga efecto en la atmósfera se debe aplicar con una concentración de 20 partes por millón y a partir de 0,05 partes por millón ya es tóxico para los humanos. De hecho, las máquinas que se están vendiendo no son efectivas porque tienen un mecanismo para que se evite pasar de 0,05 partes por millón.

Publicidad