Baleares

Baleares exigirá PCR negativas a los viajes de más de 20 personas o la pauta completa de vacunación

El Gobierno de Baleares ha anunciado que, a partir de ahora y tras el macrobrote originado en Mallorca, se exigirá una PCR de coronavirus negativa realizada 48 horas antes o la pauta completa de vacunación para los viajes organizados de más de 20 personas

Publicidad

El macrobrote de coronavirus originado en Palma de Mallorca hace dos semanas durante un viaje de estudios ha tenido ya una primera consecuencia de peso. El Gobierno balear exigirá a partir de ahora una PCR negativa realizada 48 horas antes del viaje para todos los grupos organizados de más de 20 personas.

En caso de no presentar un test negativo, será necesario que la persona haya recibido la pauta completa de la vacuna contra la COVID-19. El Gobierno ha confirmado que estas nuevas medidas se aplicarán hasta, como mínimo, el 11 de julio.

El Govern ha señalado asimismo que las nuevas pautas ya han sido comunicadas a a la federación hotelera y a UGT y CCOO, quienes han dado el visto bueno.

La consejera balear de Salud, Patricia Gómez, ha asegurado por su parte este lunes que el aislamiento en un hotel puente de los jóvenes peninsulares que estaban de viaje de estudios en Mallorca es "una cuestión de salud pública" y ha detallado que la cifra se eleva ya a 249, frente a los 175 que eran hasta el domingo.

62 positivos

"Hay 13 a la espera de ser trasladados y tres más que viajaron a la península el sábado y están pendientes de ser localizados", ha añadido. Gómez, además, ha explicado que se han realizado un total de 249 test PCR de los que 62 han dado positivo, 175 negativo y 12 están pendientes de resultados.

"La normativa sanitaria marca que los casos negativos deben pasar 10 días en cuarentena, cuyos gastos correrán a costa del Govern", ha explicado la consejera. En cuanto a los positivos, "habrá que ver como evolucionan". Doce de los estudiantes que dieron positivo en coronavirus en el test han ido al hospital por "sintomatología leve".

"Entendemos que después de una situación pandémica durante un año y medio todos tenemos ganas de volver a la normalidad pero hay que hacerlo con muchísima prudencia y todo lo que suponga aglomeraciones es un riesgo de contagio, y mucho más con las variantes que circulan en estos momentos", ha señalado.

Publicidad