Una joven británica de 18 años, Gabriella Walsh, sufrió una brutal agresión el sábado por la noche mientras salía con sus amigas por el centro de Manchester, Reino Unido.

Los hechos ocurrieron en la madrugada del pasado sábado. La víctima salía de un club nocturno con una amiga, empezaron a ser perseguidas por un grupo de hombres que estaba piropeándolas. Una de las jóvenes le dijo al hombre que no estaba interesada en él y acto seguido le dijo a su amiga que se alejaran del lugar.

Aparentemente, al hombre le sentaron mal las palabras de la adolescente y tras sentirse humillado le propinó a la chica un puñetazo en el ojo. Tal fue la fuerza del golpe que la chica cayó desplomada y quedó inconsciente inmediatamente. Tal y como relata la amiga que iba con ella, en su perfil de Facebook, donde también se han publicado las fotos del ojo de la víctima.

La joven cuenta que cuando despertó vio a los amigos de su agresor abalanzarse sobre la otra chica. Las dos chicas recibieron ayuda de un grupo de voluntarios del cuerpo de seguridad de la comunidad Village Angels, que les brindaron primeros auxilios.

El concejal Pat Karney, portavoz del Ayuntamiento de Manchester, condenó el ataque y se está llevando a cabo una investigación para identificar al agresor.