San Patricio

San Patricio: 7 curiosidades sobre la fiesta más importante de Irlanda

El Día de San Patricio es una de las fiestas más importantes que viven en Irlanda. Un día en el que todo se tiñe de verde para festejar a todo un país y reivindicar el orgullo de ser irlandés.

Curiosidades sobre el día de San Patricio

Curiosidades sobre el día de San Patricio Istock

Publicidad

San Patricio tiene el honor de ser uno de los santos que más se celebren en todo el mundo. Cada 17 de febrero, en casi todas las ciudades del mundo se puede decir que se vive un poquito del orgullo de ser irlandés. Porque aunque el Día de San Patricio en Irlanda es una jornada de celebración nacional, no es el único lugar en el que se festeja.

Para ponernos en antecedentes, vamos a hacer un breve repaso por la historia de San Patricio. Se cree que llegó hasta Irlanda escapando de unos piratas y que allí fue vendido como esclavo, dedicándose a cuidar de ovejas hasta que decidió escapar y volver a su hogar. Durante estos años su fe se volvió muy fuerte. Ya en su casa, empezó a escuchar voces que le decían que debería volver hasta Irlanda y dedicarse a difundir el mensaje del cristianismo entre los habitantes del país. No fue fácil. Muchas veces le increparon y atormentaron pero, poco a poco, fue consiguiendo su objetivo: convertir a los irlandeses al catolicismo.

Algunas de las curiosidades que debes conocer sobre la celebración del Día de San Patricio son:

- San Patricio no era irlandés. Pues sí, aunque sea reconocido como el patrón de Irlanda, realmente nació en un pueblo de Escocia (algunas fuentes creen que de Gales). Las vicisitudes de la vida son las que lo acabaron llevando hasta el país y conviertiéndolo al catolicismo.

- Su nombre real no era Patricio. La historia dice que su nombre de nacimiento era Maewyn Succat pero que, cuando se convirtió al cristianismo y empezó a difundir sus creencias, adoptó este nombre.

- El primer desfile de San Patricio no se celebró en Irlanda. Hay que cruzar el Atlántico y dirigirse a Estados Unidos para encontrar el origen. El San Patricio de Boston tuvo su primer desfile en el año 1737. En la isla británica hubo que esperar hasta 1903 para ver el primer desfile en la localidad de Waterford.

- El trébol verde tan característico del país también se relaciona con San Patricio. Fue usado por él para explicar al pueblo con una metáfora la Santísima Trinidad y así se fue popularizando.

- El verde es el color del Día de San Patricio. Es habitual que la gente use prendas de color verde en esta jornada como forma de reivindica su orgullo de pertenecer a esta nación. Pero no siempre fue así, hasta el siglo XIX el color relacionado con esta festividad era el azul.

- ¿Sabías que en Irlanda no hay serpientes? Y la tradición dice que esto se debe a la intercesión de San Patricio, que las expulsó de la isla por el mar gracias a sus poderes divinos. Diversos estudios dicen que estos reptiles nunca habitaron en Irlanda pero la leyenda sigue presente.

- La fiesta del Día de San Patricio es también gastronómica. Sí, como ya supondrás, la cerveza es la auténtica protagonista de este día en el que las pintas se sirven de forma constante. Pero también hay comida; platos como el Irish stew, un estofado tradicional, o la Seafood Chowder, una sopa de pescado, se degustan en esta jornada festiva.

Publicidad