Dos de los afectados por el ataque químico en Siria

Publicidad

MURIERON CERCA DE UN CENTENAR DE PERSONAS

Los resultados de las autopsias realizadas por Turquía confirman el uso de armas químicas en el ataque en Siria

Las autoridades turcas creen que las armas químicas fueron usadas de manera deliberada por el Ejército sirio y a falta de resultados más concretos, apuntan a que se utilizó gas cloro. Los expertos que estudian el terreno, han analizado la zona bombardeada y han encontrado muestras de varios posibles agentes químicos.

EuropaPress | Madrid
| 06.04.2017 10:04

El ministro de Justicia de Turquía, Bekir Bozdag, ha anunciado este jueves que los resultados de las autopsias confirman el uso de armas químicas durante la masacre del 4 de abril en la localidad siria de Jan Sheijun, en la provincia de Idlib, donde murieron en torno a un centenar de personas, informa el diario turco 'Hurriyet'.

Las autopsias fueron efectuadas en los cadáveres de tres sirios que fallecieron en un centro médico turco donde fueron trasladados cuando languidecían por los efectos del ataque. Los exámenes han concluido a primera hora de esta mañana.

Según la información que barajan las autoridades turcas, las armas químicas fueron usadas de manera deliberada por el Ejército sirio y no pertenecían a las fuerzas rebeldes ni explotaron de manera involuntaria como consecuencia de un bombardeo, como aseguran desde Damasco y Moscú.

La intención de Turquía ahora mismo es la de llevar a cabo una investigación conjunta con la Organización Mundial de Salud (OMS) para averiguar exactamente el agente empleado en el ataque y que según fuentes militares estadounidenses podría tratarse de gas sarín, aunque este extremo no ha sido confirmado. Por contra, las primeras estimaciones turcas, a falta de resultados más concretos, apuntan a gas cloro.

De hecho, la Unión de Organizaciones de Asistencia Médica y de Socorro (UOSSM), ha dado por hecho que lo ocurrido el martes fue un ataque químico, entre otras razones por la sintomatología presentada por las personas expuestas al supuesto gas. Así, se han registrado disneas, bradicardias, dificultades respiratorias, convulsiones y contracciones del iris, entre otros síntomas.

Los expertos sobre el terreno han analizado la zona bombardeada y han hallado muestras de varios posibles agentes químicos, entre ellos fósforo. En la zona también se ha localizado "material aceitoso aromático" que encajaría con el disolvente del sarín, según el doctor Jad, miembro de la UOSSM.

Publicidad