A LAS REACCIONES EN LATINOAMÉRICA SE SUMAN OTRAS EN EUROPA Y ASIA

México endurece el tono ante la insistencia de Tump en construir un muro que pagarían los mexicanos

El discurso de Trump provoca reacciones en todo el mundo. Especialmente rápida ha sido la respuesta desde México. El presidente Peña Nieto endurece el tono después de que Trump volviera a decir que construirá un muro entre los dos países y que además será México quien lo pague.

Publicidad

"Es evidente que tenemos algunas diferencias con el próximo gobierno de los Estados Unidos, como la construcción de un muro que México, por supuesto, no pagará”, aseguró el presidente mexicano, Peña Nieto, después de las afirmaciones de Donald Trump.

El "Trump Presidente" mantiene el tono agresivo de la campaña electoral y se analiza, con preocupación, el papel determinante que puede jugar Vladimir Putin en los próximos años.

En Le Figaro, en Francia, leemos que la sombra de Rusia planea ya sobre la presidencia de Trump. Aseguran que su mandato comienza con mal pie incluso antes de que haya empezado.

el Finalcial Times anticipa lo que puede ser una histórica confrontación entre un presidente y sus servicios de inteligencia.

En Alemania los editoriales advierten del peligro de que el magnate pueda ser chantajeado por los rusos. Con un juego de palabras lo resumen diciendo que "Trump se empieza a dar cuenta de que no todo lo que viene de Rusia, viene con amor".

China es blanco habitual de las críticas de Donald Trump y una vez más sus dardos se reciben con cierta cautela. Trump ha dicho que con él China respetará más a Estados Unidos. Y en China le dicen que el respeto es clave en sus relaciones. La respuestas más contundentes se las guardan para cuando tome posesión de su cargo. Mientras tanto, Pekín lanza sutiles, pero firmes, advertencias sobre el posible deterioro de sus acuerdos comerciales. Trump ya amenazó con castigar con más impuestos a los productos chinos y Pekín le recuerda que están en juego millones de trabajos en ambos países.

Publicidad