El Parlamento de Argelia ha designado al hasta ahora presidente del Senado, Abdelkader Bensalá, como presidente interino después de la dimisión de Abdelaziz Buteflika hace una semana, según informan los medios locales.

Bensalá ocupará el cargo durante los próximos 90 días hasta que Argelia celebre elecciones presidenciales, según lo estipulado por la Constitución, que también señala que el mandatario interino no podrá presentarse como candidato a los comicios.

Buteflika cedió finalmente a la presión tras semanas de protestas en su contra y después de perder el apoyo del Ejército y de otros aliados, y presentó su dimisión el pasado 2 de abril. El veterano mandatario, de 82 años, apenas ha aparecido en público desde que sufrió un infarto cerebral en 2013.

Sin embargo, su dimisión no ha aplacado las protestas y miles de argelinos han seguido manifestándose para reclamar un cambio de régimen para rechazar que Bensalá sea quien tome las riendas del país ahora, aunque a priori sea de forma interina.

De hecho, la noticia de la elección del nuevo presidente interino ha sido recibida al grito de "Bensalá márchate" por cientos de estudiantes concentrados en el centro de Argel, según informa el diario 'Tout sur l'Algerie'. Poco después, según este medio, la Policía ha empleado gases lacrimógenos y cañones de agua para dispersar a los manifestantes. También han intervenido agentes antidisturbios.

Te puede interesar:

Buteflika anuncia su dimisión como presidente de Argelia

El jefe del Ejército de Argelia pide la inhabilitación del presidente Bouteflika