El primer encierro de las fiestas de San Fermín de este 2019 lo han protagonizado, al igual que el año pasado, los toros de Puerto de San Lorenzo. Con la de este domingo ha cumplido la tercera carrera de estos toros procedentes de Salamanca en los sanfermines.

La ganadería salmantina de Puerto de San Lorenzo ha protagonizado el primer encierro de los Sanfermines 2019 con momentos de peligro y, al menos, dos heridos por asta de toro. Con muchísimos corredores en la calle al coincidir el primer encierro de las fiestas en domingo, los astados han partido puntuales a las ocho de la mañana de los corrales de Santo Domingo para completar el recorrido en 2 minutos y 41 segundos.

La caída de un toro en la parte final de la calle Estafeta ha roto el grupo y ha generado los mayores momentos de peligro al quedarse rezagado y volverse sobre sus pasos en el tramo de Telefónica, hasta que los corredores han logrado reconducirlo y guiarlo hasta la plaza, donde ya había entrado el resto de la manada.

La plaza de toros de Pamplona, que dentro de tres años cumplirá su centenario, es cada mes de julio el epicentro del "terremoto" de los Sanfermines, que no podrían entenderse sin el encierro a primera hora de la mañana y las corridas de toros por las tardes.

Esta plaza de primera categoría, con aforo para 19.721 espectadores, es una de las mayores del mundo, tanto por su capacidad como por su fama internacional. Actualmente, de las que siguen en activo, solo son mayores las monumentales de Ciudad de México y las Ventas de Madrid. La de Valencia, en Venezuela, tiene más aforo, pero en este momento no está en uso, al igual que la mexicana de Playas de Tijuana, que ya está cerrada