Una mujer se tira desnuda al Duero desde un puente de Oporto, en Portugal. La joven anónima, unos dicen que sueca y otros que portuguesa, salió nadando del cauce del río. El caso es que el nudismo está prohibido en los espacios públicos en Portugal, pero la policía no ha podido identificarla.

El puente es el principal icono de la ciudad lusa, segunda en importancia del país vecino tras la capital, Lisboa.

Las imágenes de tan espontáneo chapuzón fueron grabadas por un joven que se encontraba en la zona y no dudó en apretar el botón de su cámara para captar un instante tan curioso.

Las fuentes aseguran que se trata de una persona de nacionalidad sueca, mientras que otras decían que es brasileña. Eso sí, parece claro que no estamos ante una residente en Oporto, sino una turista.