varios familiares heridos

Muere un niño al confundir una bomba con un juguete en Pakistan

El niño llevó el artefacto a su casa y se lo mostró a su familia. Cuando intentaron quitárselo de las manos, la bomba explotó matando al pequeño e hiriendo a ocho de sus hermanos.

Publicidad

Un menor ha perdido la vida en Pakistán al confundir una bomba con un juguete. El pequeño, que no sabía lo que tenía en sus manos, llevó la bomba a su casa y se la mostró a su familia durante el desayuno.

El artefacto explotó matando al pequeño e hiriendo a ocho de sus hermanos, a su madre y a un primo.

"Intentaron arrebatárselo y luego explotó, murió en el acto", explica un familiar del niño, que indica que dos de sus hermanos están en estado crítico.

El ejército de Pakistán ha explicado que el artefacto era una bomba de racimo, un arma que libera muchas bombas pequeñas que pueden matar o herir a personas en un área muy grande.

Publicidad