Pintura

'La Joven de la Perla' de Vermeer, nueva víctima de los activistas climáticos

Un grupo de ecologistas ha lanzado salsa de tomate a la conocida pintura 'La joven de la Perla', obra maestra del artista Johannes Vermeer, en el museo Mauritshuis, en La Haya.

El cuadro 'La Joven de la Perla' de Vermeer

El cuadro 'La Joven de la Perla' de Vermeer EFE

Publicidad

El cuadro 'La Joven de la Perla', del artista Johannes Vermeer, ha sido atacado por activistas climáticos en el museo Mauritshuis, en La Haya. Esta obra se suma así a la lista de pinturas de 'Los Girasoles' de Van Gogh o el cuadro de Monet como pinturas atacadas con salsa de tomate en las últimas semanas.

La Policía neerlandesa ha detenido a al menos 3 personas por estos hechos y ha confirmado que los atacantes del cuadro están relacionados con el movimiento climático. Dos de ellos llevaban camisetas de 'Just Stop Oil', la misma organización que vertió tomate a 'Los Girasoles' en la National Gallery de Londres. Los implicados están acusados de un "ataque abierto contra bienes" artísticos.

En las imágenes compartidas por redes sociales, se puede apreciar cómo un individuo parece pintar con un rotulador sobre el cuadro. Después, otra persona se acerca por detrás y arroja a su compañero un bote de salsa de tomate. Mientras el otro mantiene la cabeza pegada sobre el cuadro, otro grita su alegato.

"¿Cómo te sientes al ver algo tan bonito y valioso siendo aparentemente destrozado ante tus ojos? Nos sentimos indignados. Este cuadro está protegido por un cristal. Está bien, pero la gente vulnerable alrededor del planeta no está protegida. El futuro de nuestros hijos no está protegido. Las personas en extrema pobreza tienen que elegir entre calentarse o comer, y no están protegidos", señala.

Otros cuadros atacados

'La Joven de la Perla', también conocida como 'La muchacha del turbante' o la 'Mona Lisa neerlandesa' es la última obra de arte atacada por los activistas climáticos. Hace apenas semana y media, el cuadro 'Los Girasoles' de Van Gogh fue vandalizado con sopa de tomate en la National Gallery de Londres.

Hace solo unos días, otros activistas lanzaron puré de patatas a un cuadro del pintor impresionista francés Claude Monet en el Museo Barberini de Potsdam en Berlín (Alemania). El 9 de octubre dos personas pegaron su mano al cuadro de Pablo Picasso 'Masacre en Corea', expuesto en Melbourne (Australia) y el pasado mes de mayo un visitante lanzó una tarta contra 'La Gioconda' en el Museo del Louvre.

En España, Cultura ha pedido a los museos españoles "extremar" las precauciones aludiendo a "la prohibición de de introducir elementos y bebidas en las salas", así como mochilas y bultos grandes, "paraguas u objetos punzantes".

Publicidad