Un hombre que conducía un autobús lleno de pasajeros ha sido pillado leyendo un libro.

Un turismo ha grabado al hombre que conducía el autocar leyendo un libro, con una mano en el volante y la otra sujetando el objeto. Denuncia así el peligro al que exponía a los pasajeros que estaban en el autobús además de poder chocar contra otro vehículo o producir cualquier accidente.