"ME GUSTARÁ LO QUE LE GUSTE A LAS DOS PARTES"

Trump, sobre el conflicto entre Israel y Palestina: "Estoy mirando una solución de uno o dos Estados"

El presidente de Estados Unidos ha asegurado en una rueda de prensa junto al primer ministro israelí que aceptará "una solución de uno o dos Estados", según lo que prefieran los israelíes y palestinos, lo que supone un cambio en la política hacia Oriente Próximo que ha mantenido Estados Unidos durante los últimos 20 años.

Donald Trump y Benjamin Netanyahu

Publicidad

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha afirmado que aceptará "una solución de uno o dos Estados", la que prefieran los israelíes y palestinos, lo que supone un cambio respecto a la política hacia Oriente Medio que ha mantenido EEUU durante al menos los últimos 20 años. "Estoy mirando a una solución de dos Estados y de un Estado, me gustará la que le guste a las dos partes. Puedo vivir con cualquiera de las dos" salidas, dijo Trump durante una conferencia de prensa conjunta con el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, antes de reunirse con él en la Casa Blanca.

Además, Trump ha añadido que Israel debe "contenerse" en la expansión de asentamientos en territorios palestinos. "Me gustaría que se contuvieran con los asentamientos un poco", recomendó Trump directamente a Netanyahu, al tiempo que aseguró que está abierto a negociar ese asunto, que ha sido durante años uno de los mayores obstáculos a la paz entre palestinos e israelíes.

También ha insistido en que le "encantaría" que la embajada de Estados Unidos en Israel se trasladase a Jerusalén en vez de en Tel Avid, donde el resto de países tienen sus embajadas, aunque ha señalado que está tratando el tema "con sumo cuidado".

Donald Trump también ha culpado a los medios de comunicación y a las filtraciones "ilegales" de la renuncia de Michael Flynn como su principal asesor de seguridad nacional por haber mentido sobre sus contactos con Rusia. El presidente estadounidense ha señalado que los medios "han tratado muy, muy injustamente" a Flynn, cuya renuncia pidió el propio mandatario porque perdió la confianza en él, según la Casa Blanca.

Publicidad