Una mujer embarazada en el ginecólogo

Publicidad

En Estados Unidos

Descubren a un ginecólogo que inseminó con sus espermatozoides durante 40 años a cientos de mujeres sin su permiso

Una investigación de varias mujeres ha dejado al descubierto al doctor Peven. Un ginecólogo, que durante 40 años inseminó a varias mujeres con sus espermatozoides. El problema es que no tenía su permiso para hacerlo

Philip Peven, que tiene actualmente más de 100 años ejerció la ginecología durante 40 año en un pequeño condado del estado de Michigan. Lo curioso de la historía de este médico estadounidense, es que a lo largo de su carrera tuvo cientos de hijos sin que sus madres lo supieran. Este doctor inseminó a muchas de sus pacientes con sus propios espermatozoides sin tener su permiso.

Un hecho, que por surrealista que parezca ha sido descubierto cuando Peven lleva ya casi 30 años retirado de la profesión. El hallazgo se ha producido cuando dos de sus supuestas 'hijas', estaban investigando la identidad de su padre. Fue entonces, cuando un análisis de ADN reveló, que estas dos chicas tenían cinco medio hermanos más. Al hablar con ellos, llegaron a la conclusión de que todas sus madres habían compartido ginecólogo. Entonces, llegaron a la conclusión de que, aunque sus progenitoras lo desconocían habían sido inseminadas con los mismos espermatozoides.

Al hacer este hallazgo las dos chicas fueron a hablar con el doctor Peven. Él no dudo en reconocer que era cierto. Además, dijo que esta era una práctica más que habitual entre los ginecólogos de la época. Tanto es así, que dijo no ser el único que lo hacía. Muchos de sus residentes también hacían las veces de 'donantes anónimos' .

Cuando fue preguntado sobre por qué lo hacia, Peven fue muy claro: "Esas mujeres tenían claro que su deseo era ser madre. Así que, cuando los espermatozoides que traían no tenian la suficiente calidad yo me encargaba de cumplir lo que se me encomendaba", explicó

Una vez conocieron toda la historia las familias afectadas decidieron no llevarle a juicio. Aunque muchas de las madres aseguran sentirse estafadas. Además, dicen que lo que hacía Peven era muy peligroso, ya que ejercía en un condado muy pequeño. Por lo que, pudo provocar, por ejemplo, que dos personas que fueran parientes entre si, se casaran sin saberlo.

Publicidad