Recreación de una escena de maltrato infantil

Publicidad

Bolivia

Denuncia a una madre por obligar al hijo a comer las heces de su hermana en Bolivia

La madre ha perdido la custodia de sus tres hijos ante los hechos de maltrato infantil y ahora la custodia de los menores la tiene el progenitor.

Una madre obliga a su hijo a comer las heces de su otra hija como castigo en Bolivia por contar a su padre que salía por las noches. Dichos hechos han consternado al país.

Los padres de tres menores de cuatro, siete y diez años se habían separado y la custodia de los tres niños lo tenía la madre, así lo detallaba en una comparecencia Claudia Heredia, defensora de la Niñez y la Adolescencia en la región boliviana de Potosí. La defensora ha indicado que la madre regañó al hijo por contarle al padre que salía a la calle y le obligó comer "la caquita de su hermanita".

Heredia ha relatado los hecho a los medios diciendo que "el niño, de siete años, le contó a su progenitor que su madre se iba de fiesta y que no los cuidaba, durante una visita. La mujer se enteró y le dijo para que le cuentas a tu papá lo que salgo. Por eso, vas a comer estas heces fecales".

Desde ahora la custodia es del padre tras presentar una denuncia ante los hechos sucedidos y tras la decisión de la Fiscalía. Además la representante de la Defensoría ampliaría la denuncia antes estos hechos delictivos contra un menor, según indica el medio 'El Potosí'.

De momento, la madre de unos 30 años se encuentra en libertad a la espera de finalizar la investigación para responder sobre el maltrato infantil a uno de sus hijos, concretamente el de siete años.

Publicidad