Máquinas capaces de volar, nadar y hasta practicar una cirugía cerebral. Puede sonar a ciencia ficción pero es la tecnología que se presenta en la Conferencia Mundial de Robots que se celebra esta semana en Beijing, China.

Más de 180 empresas de todo el mundo presentan aquí sus últimas creaciones. Hay robots con forma humana o animal, capaces de patrullar, eliminar artefactos explosivos e incluso luchar contra incendios. También drones con forma de gaviota que pueden volar 10.000 kilómetros en ochos días.

Más de 800 mil visitantes por esta galería de la ciencia ficción en los próximos días. En 2019 se espera que el mercado mundial de robots alcance los 28.000 millones de euros. Las sinergias entre el ser humano y máquina son ya imparables.