Más de 500 bomberos han conseguido controlar el incendio de grandes dimensiones en Mesa Redonda, en el centro de Lima que ha comenzado a las 5.38 de la tarde (hora local) en un almacén. Además, hay 350 agentes de la Policía apoyando estas labores.

En menos de una hora el fuego ha provocado el derrumbamiento de varias cornisas y las paredes del segundo piso del inmueble, según recoge el medio local 'El Comercio'.

Aunque el siniestro mantiene aún pequeños focos de fuego, las autoridades han señalado que ya se ha extinguido casi en su totalidad.

El incendio se ha registrado muy cerca del lugar en donde en diciembre de 2001 se produjo otro siniestro similar que se saldó con casi 300 muertos y más de 500 heridos.

El jefe de la Región Policial de Lima, Mario Arata, ha informado de que los trabajos de recuperación tardarán entre tres y cuatro semanas y que, aunque no se han producido pérdidas personales, el siniestro sí ha causado grandes daños económicos. "Hay grandes pérdidas, este es un trabajo que se va a demorar de tres a cuatros semanas para que se pueda recuperar. Estamos trayendo maquinarias pesadas para levantar los escombros".

El presidente de Perú, Martín Vizcarra, ha acudido a la zona del incendio para supervisar las acciones que se están llevando a cabo, según han explicado en la Agencia Peruana de Noticias, Andina. El mandatario está acompañado por la ministra de Salud, Zulema Tomás y el titular de Interior, Carlos Morán.

"El que se haya producido en un viernes festivo ha evitado que se hayan producido muertes. Otros días esta zona está llena de personas. Es necesario trabajar para mejorar los niveles de seguridad; como Gobierno tenemos que continuar trabajando para controlar este tipo de acontecimientos", ha añadido.